Skip to main content

Full text of "Las armas de la hermosura"

See other formats


5t /v^ <y>^Leynj^A^^^e^ o/rr^? c¿4^ 



N.I47. I^ag.i 

COMEDIA FAMOSA. 

LAS ARMAS 

DE LA HERMOSURA. 

DE D. PEDRO CALDERON DE LA BARCA. 

HABLAN EN ELLA LAS PERSONAS SIGUIENTES. 

Sabimo , Re/, Q Aurelio , Barba, Aflrea, , Keyna, @ Dama/, 

Cortolano , Galán, (<¡)) Flavio , Barba, @ Veturia , Dama, ^J) Soldados Komanss, 

Enio yGalan, Pafquin^Grac'tofo, ^ Libia , Criada, Soldados Sabino/, 

Lelio , Galán, Emilio , Soldado, Un Relator, ((j)) Mujica, 

©(í^í^íí^íí^í^^í^^í^^í^^í ^^^^^ )© 

JORNADA PRIMERA. 



lAÍon regio con aparadores , y en medio una 
mefa con viandas , / femados d ella bom- 
kres , jf mugeres ^ y en el principal afsienío^ 
Coriolano^y Veturia Pafquin^y Cria- 
dos firviendo a la mefa, 
Jíft/í.Cor.i.'V 1 O puede Amor 

hacer mi dicha mayor» 
Coro 1, Ni mí defeo 

paíTar del bien que poííeo. 
CorioL Sin duda , Veturia bclia, 
efta canción fe efcribió 
por mi ; pues íblo fui yo 
feh'z influxo de aquella 
de Venus brillante eftrella, 
pues benigna en mi favor::- 
y y Coro i.No puede Amor 
hacer mi dicha mayor. 
Vetur, Mejor debo yo entender 
íu venebolo influir, 
pues dándome que íentlr, 
me dexa que agradecer; 

mas el dia , que á fcr 
legue la ventura mia 
tu efpofa , pues cíTe día 
no podrán mi fe , mi cmpleo::- 
Coro a, NI mi dclco 



paíTar del bien que poíTeo, 
Homb,\,K tanta folemnidad, 

dcfde aora fcrá bien, 

que todos en parabién 

brindemos. Beben* 
flomb,!, A que fu edad 

viva eterna. Homb,},Y fu beldad 

en fecunda fuccefslon 

á Roma iluftrc. Pafq. Eños fon 

combidados , que me placen, 

que á un tiempo la razón hacen, 

y deshacen la razón. 
Idujtca, No puede Amor 

hacer mi dicha mayor. 
Muger I, Todas , ya que la fortuna 

troco el pelar en placer, 

eíía falva hemos de hacer. 
lÁbia, Como fe podrá ninguna 

efcuCir , íi cada una 

de quantas oy Roma encierra, 

feliz el fufto deftierra 

de aquel paíTlido temor ? 
BUas ^y Mufíca,Y no puede Amor 

hacer mi dicha mayor. Caxas^ Clarín, 
Dentro voces. Arma , guerra. 
Uombrts. Qué aílombio I 



2 Las Armas de 

Mugeret, Qiié confiiíion ! 

Coriol. Qiié novedad fe ra cíla, 
que dentro de Roma form.m 
voces , caxas , y trompetas ? 

Todos, QiHCii cauGi eíle cftniendo ? 

Salen Aurelio ^ viejo Enio de Soldado. 

Aurel, Yo, 

Coriol, Til , feñor ? Aurel, Si. 

Cor/o/. Pues qué Intentas? 

Aurel, DiTpcrtar tu torpe olvido, 
porque al vér,que en mí hijo empieza 
la reprehenfion , fepan todos, 
que anticipada la quexa, 
antes que á mi fu pregunta, 
llego á ellos mi reípuelta, 
Qj-iitad , romped , arrojad 
aparadores , y mcfas, 
nocivos fauftos de Flora, 
y Baco , quando es bien fean 
pompas de Marte , y Belona. 

^itan aparadores , y mefas^ 
Y porque la caufa fepan, 
Enlo , dlle á Coríolano, 
y á quantos con el celebran, 
baftardos hijos del ocio, 
cultos al Amor , las nuevas, 
que traes de Sablnla. Vetur, Cielos, 
que nuevas pueden fer eftas? 

Libia,Oyc , y diísimula, Aurel, En tanto, 
que á toda Roma las cuentan 
públicos Edictos , que 
para freno , y para rienda 
de tan locos devan^-os, 
dlfponc el Senado. Enie, Fuerza, 
como á primer Senador, 
es , feñor , que te obedezca; 
y fuerza también , que haya, 
para que mejor fe atiendan, 
de enlazar con fu principio, 
el nuevo motivo. Aurel, Sea, 
no como quien le refiere, 
fino como quien fe acuerda. 

Sabinlo , Rey de Sablnia, 
mal ofendido de aquella 
fingida amiftad , con que 
Romulo , atento á qu« fuera 
eterna la población 
de fu gran fabrica Inmeníá, 
que émula a Jerufalén, 



ií Hermofurj, 

también en montes fe afslenta, 

y que no pudiera ferio, 
fin que de fu dcfccn iencla 
la fucccfsion fe propague; 
viendo quanto para ella 
bufcar confortes debía, 
combidó para unas fícílas 
los comarcanos Sabinos, 
con fus familias , en mueílra 
de firmar con eilos paces. 

Aurel, SI lo fueron ,6 no , dexa 
al filenclo eífas memorias, 
pues nadie hay que no las fepa, 
fegun en fu gran teatro 
al mundo las reprcfentan, 
el tiempo en veloces plumas, 
la fama en no tardas lenguas; 
y afsl , dexando aíTentada 
aquella parte primera 
del robo de las Sabinas, 
vé á la fegunda. ^etur, O , Inmenía 
deidades ! qué nuevas pueden a 
fer , que de pefar no lean ? 

Enió, Sabinio , Rey de Sabinla, 
mal ofendido de aquella 
fingida amiftad , trato 
hacer á Romulo guerra, 
y Romulo reíiftirla, 
careando injuria , y ofenfa, 
el uno por caftlgarla, 
y el otro por mantenerla; 
pcrfuadido el uno á que 
fatisfice el que íe venga; 
y el otro , á que nunca tuvo 
lo no bien hecho otra enmienda 
del arrojo que lo obro, 
que el valor que lo fuftenta. 
Dos veces , pues , el Sabino 
á Roma aííaltb , y en ella 
dos veces le obligo á que, 
rechazada fu fobervia, 
levantaíTe el fitio , dando ' 
a la domin-inte eftrella 
de Romulo por vencida i 
de la fuya la Influencia. j- 
En eíle Intermedio Roma ' 
ufana , alegre , y contíínta, 
vencedora de fus armas, 
vencida de fus bellezas, 

pro- 



De Don Tedro Calderón de la Bafea. 



procurando reducir 
a cariño la violencia, 
toda era feftincs , toda 
agaíTajos , y finezas; 
bien como toda Sabinia 
llantos , fufpiros , y quexas, 
que entre ofcníor , y ofendido 
tan neutral vive la ofenfa, 
que á uno el gozo íe la olvida, 
y á otro el dolor fe la acuerda. 
En cfta defigualdad, 
ambas fortunas fufpenfas, 
viendo Sabinio , que muerto 
Romulo , la fuya adverfa, 
íin dominante enemigo 
quedaba , y que á Numa , que era 
á quien nombrado dexQ 
por fu íucceíTor, refuelta 
en fer República Roma, 
no folo le dio obediencia, 
pero echándole de si, 
eligió en Plebe , y Nobleza, 
Senadores , y Tribunos, 
que en libertad la mantengan. 
Sabinio , pues ( porque el hilo 
de la digrefsion no pierda ) 
procurando aprovechar 
aquella vulgar fentencia 
de fer fin cabeza un Pueblo 
monftruo de muchas cabezas, 
en una parte , y en otra 
viendo también quan agena 
Roma de fus altos triunfos, 
delcitofamente dexa 
de fer campaña de Marte, 
por fer de Cupido felva, 
á repetidas Inílanclas 
de la foberana Aftréa, 
que Celtibera Efpañola, 
defde el día qucs deshechas 
fus gentes , boivib fu efpoíb, 
ni él , ni nadie llego á verla, 
6 fin lagrimas los ojos, 
b el femblante fin triíleza: 
Secretas levas difpufo, 
pero como efto de levas 
es mina , que por el mas 
breve reíquicio rebicnta, 
al Senado fus vislumbres 



llegaron en humo cmbiieltas, 
de fuerte , que al inqulrírfc 
íi eran ciertas , ó no ciertas, 
á mi , que por mas férvidos 
nombro en la elección primera 
del Pueblo primer Tribuno, 
me dio orden , de que fuera 
á informarme , disfirazado 
en nombre , en trage , y en lengua, 
del euado , y del dcfignio; 
con que á poca diligencia 
pudo informarme mejor 
la viíla , que la cautela; 
que enmudecen los ardides, 
quando hablan las evícienclas. 
A toda Sabiiiia hallé 
fin recato de que fea 
contra Roma la jornada, 
no tan folo en arma puerta, 
pero en marcha , á cuyo efed-# 
eftaban paííando mueílra 
de militares pertrechos 
todas las campañas llenas. 
Kumerofas hueftes fon 
las que a Hiladas fe afslentan, 
fegun fupe voluntarías; 
porque ( como dixe ) Aílréa, 
que adquirir de vengadora 
de las mugeres intenta 
ei alto nombre , en perfona 
las conduce , y las alienta 
con tan gran jactancia , que 
fus tremoladas vanderas, 
gcroglifícos del aire, 
componen en quatro letras 
el vanagloriofo enigma 
de fer fu vi£toria cierta. 
Una S. una P. una Q. 
y una R. fon , cuya cmpreíTa 
defcifrada , decir quiere 
( fegun todos la interpretan) 
al Sabino Pueblo Qult-'n 
Refiftirá ? y con tal prieíTa 
á lento palTo la marcha 
difponcn , que me fue fuerza^ 
íegun fu vecina linea 
confinante es con la nueftra, 
por llegar antes , valermc 
de toda la diligencia, 

A 2 que 



4 Las Armas de 

que pude ; pero por mas, 

que lo Intenté , la íbfpecha, 

b nota de dclmandado, 

me detuvo , y afsl llegan 

a fcr de mis voces ecos 

fus caxas , y fus trompetas, 

quando Icxanos repiten 

al viento que fe las lleva, 

y al eco que nos las trae::- Caxat, 

Dentro, Arma , arma , guerra , guerra. 

Vet-ur, Bien temí , que havia de fer ap» 
fegunda dcfdicha nueftra. 

Aurel, Mira con eftas noticias 
fi ha íído prevención cuerda, 
que otras trompetas , y caxas 
difpertador tuvo íean, 
V de quantos oy en Roma 
divertidos , no fe acuerdan 
de aquellos primeros Héroes, 
que de apagadas pavefas 
fueron incendio de Europa, 
hafta coronarla Reyna 
del Orbe \ y dexando á parte 
abandonadas proezas, 
que en Africa , y en Eípaña 
•Romulo dcxb difpucftas, 
y oy yacen en el infame 
fepiilcro de la pereza; 
á qué mas puede llegar 
el baldón de la honra nueílra, 
que á penfar el enemigo, 
que ya Roma no es la que era, 
pues fe promete en fus timbres, 
que no ha de hallar reíiílencia ? 
demás de efto , es bien que yo 
á un Noble ofendido tenga, 
y no tenga mira á que 
es defproporcion muy ciega, 
que él defvelado maquine, 
y yo deícuidado duerma ? 
mayormente al blando íueíío 
de tan contrarias íirenas, 
que íi otras cantando matati, 
ellas llorando deleitan: 
b nunca hu vierais::- Cgriol, Perdona, 
fcúor , y dame licencia 
para fupllcarte , que 
no enojado las ofendas, 
ni á ellas , ni a quaucos conmigo 



la 'Hermofura. 

á mi ruego las fcílejaní 

y mas en efte ¡ardin 

donde Veturia fe alvcrga, 

noble Matrona , á quien todas 

reconocen preeminencia 

por fu Real fangre , que n« 

es culpa íuya, ni nueftra 

el que en ellas fea agaíTaJo, 

lo que en nofotros es deuda: 

la culpa fue del prim.ero, 

que robadas las violenta, 

no de los que , va robadas, 

procuran que eftén contentas; 

que para tenerlas triftes, 

mejor fuera no tenerlas. 

Si hacerlas nueftras quiíimos, 

como havian de fer nueftras, 

fí en nueftro poder qucxofas 

ííempre quedaban agenas ? 

que defde el odio al cariño 

no es fácil de hallar la fenda,- 

fi no es que la facilite 

la caricia , la fineza, 

el obfequio , el rendimiento, 

la atención , y la afsiftencia, 

que ion las que folo labcn 

hacer voluntad la fuerza. 

Decir que efto del valor 

nos ha olvidado , es propuefta 

tan vana , que el mifmo Marte 

el primero es que la niega, 

puefto que amante de Venus, 

al mundo pufo en fofpecha 

de que el , y Cupido havian 

trocado dardos , y flechas; 

viendo quanto ventajofo, 

porque fu Dama lo fepa, 

pelea el Soldado , que 

con armas de Amor pelea, 

juzgando que fon de Marte; 

y para que mejor veas, 

que fer galán en la paz, 

no es fer cobarde en la guerra^ 

el primero feré yo, 

que de la Patria en defenfa 

al opoíito le falga; 

y afsi , para difponerla, 

iré por plazas , y ciHr*?. 

diciendo en voces 



De Don Pedro C 

Venf, urifíf. Viva Corlolano. Otros, Viva. 

^4ure¡, Oye , hafti averiguar cftas. 

Salen Plavto , viejo , Lelio , ^ Soldado i, 

Plavio, Yo lo diré , que en tu buíca 
vengo , para que lo fepas: 
Proponiéndole al tumulto 
de la Plebe , y la Nobleza, 
quanto conviene fallr 
a impedir el paffo de cíTa 
no impenfada invaííon , antes 
que pife la linca nueftra, 
ocupando los eílrechos 
paíTos , y las eminencias, 
á fin , de que ya que entren, 
entren peleando , en que es fuerza, 
que pierdan gente , y quizá, 
que gente , y jadancia pierdan: 
dixe , que prefto el Senado 
nombrarla á quien convenga, 
que vaya por General, 
á que dieron por refpuefta, 
reduclendofe á una voz, 
de varias voces compuefta::- 

Vent. unos. Viva Coriolano. Otros, Viva. 

Plavio, De fuerte , que antes que fea 
confulta la aclamación 
común , quiere que cabeza 
foya fea Coriolano, 
de que vengo á darte cuenta, 
por fi acepta , b no. Aurel, Qiie es 
dudar íi acepta , b no acepta, 
ííendo mi hijo? Coriolano, 
ya vés en lo que te empeña 
la común aclamación 
del Pueblo. Coriol, La vida huvicra 
dado en albricias , feñor, 
á no importar mantenerla, 
para que en fervicio fuyo 
en mejor trance la pierda; 
en cuyo agradecimiento, 
á Flavio las plantas befa 
mi humildad , y á Lelio dá 
los braxcs , bien como prendas 
de quien fe obliga á pagar, 
reconocida la deuda. 

Lelio, El m:rito es quien te adquiere 
efte honor : que también fea 
hijo yo de Senador, a^» 
y de mi b embidia , dexa 



Ueron de h Barca, f 

de afligirme ! ) y el primero 
feré que irá á tu obediencia 
por Soldado tuyo. Enio, Yo 
no te doy la enhorabuena, 
porque me la he dado á mi, 
en fe de lo que intercíía 
en tus honores mi honor. 

Coriol, A entrambos os lo agradezca 
mi amiílad , que con los dos, 
til , Lelio , de la Nobleza 
cabo ; tu , Enio , de la Plebe, 
qu é riefgo havrá que no emprenda ? 

Todos, Ni quien , que á ti no te figa? 

Fafq, Yo , porque allí Libia feñas 
me hace de que allá no vaya. 

Aurel, Pues porque tiempo no pierda, 
retiraos todas vofotras, 
cada una á fu vivienda, 
de donde ninguna falga, 
mientras fe paíTa la mueftra 
de la gente que fe alifte, 
porque íi acafo la pefa 
el ver ir contra fu Patria, 
no impida al que complacerla 
intente. F¡fí«>-. Ninguna havrá 
tan livianamente necia, 
que ya no dcfee , que Roma 
contra los Sabinos venza; 
que las materias de honor 
fon tan vidriofas materias, 
que con el mas leve foplo 
fe empañan , fino fe quiebran; 
y fiendo afsl , que eftuvimos 
todas á morir rcfucltas, 
antes de admitir , á quien 
con fe , y palabra no fuera 
de efpofo ; con todo eflo, 
el empacho , y la vergüenza 
de no bol ver á fcr propias 
de quien ya fuimos aginas, 
nos obligara á que toilas, 
fi nos dierades licencia, 
falleramos á campaña, 
y yo fuera la primera, 
que el arnés trenzado , el frcfno 
blandido en la mano dicftra , 
en la finlcftia el eícudo, 
y con el tiento en la rienda, 
la noticia en el eftrivo. 



6 Las Armas de 

y en la rodilla la fuerza, 
montado el corcel bridón, 
la diera á entender á Aftréa, 
como ya de fu venganza 
no neccfsita la nuertra. 

Coriol, Qiilcn pudo defcmpcñaríe, 
ni mas noble , ni mas cuerda ? 

Todas, Lo mifmo todas decimos. 

^ureí. No es la refoluclon eíTa, 
que queremos de voíotras. 

F/íJx;/o,No,que otra havrá,en que fe vea, 
que las mugeres no fon 
tan dueños nueftros , que puedan 
en defcredlto poner 
de Roma el valor. Aurel, NI eíTa 
tampoco es para aquí aora; 
ven , pues , adonde te ofrezca, 
con publica aclamación, 
de todo el Pueblo en prefencla, 
el Senado la véngala, 
cíloque , toga , y diadema 
fle General de fus armas. 

Cor'ídl, Mas me ha de dar. 

Aurel, y Flavio. Qué es ? CorioK Licencia 
de que refponda á Sabinlo, 
y al mote de fus v anderas, 
poniendo yo en las de Roma 
el mifmo. Ttdos,'Dc qué manera? 

Ciriol.S. P. y R. fon 

quatro letras , que interpretan, 
al Sabino Pueblo Qiiien 
Refiílirá? y con las mefmas 
á fu arrogante pregunta 
han de refponder las nueftras, 
para que conozca el mundo 
quan en un cafo concuerdan 
Gramáticas Militares, 
la pregunta , y la refpueíla; 
pues fi S. P. Q. V R. 
Quien picnfa hacer Reíiílencla 
al Sabino Pueblo dicen, 
también dirán á quien lea 
en nueftro favor el mote 
de fus mlfm.is quatro letras: 
Senado , y PuebJo Romano, 
es Qiiien refiftirLc picnfa. 

Flavio, Bien lo has penfado. 

Vent, unos. Arma , arma. Caxas, 

F¡Aví$, Y pues fe oyen de mas cerca 



¡a Jíermtifura. 

ya fus caxas , refponded 

á fu falva. Dtnt, oíros. Guerra , gu 

Aurel, Y por fi acafo llegaron, 
fegun a mi Oido fucnan, 
acá fus voces diciendo::- 

Denf. unos. Quien ha de hacer Reíiftení 
al Sabino Pueblo ? Aure!, Digan 
al miímo compás las nueftras::- 

Tüdos, Senado , y Pueblo Romano. 

Dff»/. «rto/. Vivan Sabinio , y Aftrca. 

Todos, Coriolano , y Roma vivan. 

Coriol, Perdona , Veturia bella, 
que íi voy contra tu Patria, 
también voy en tu defenfa. 

Todos, Arma , arma , guerra , guerra. V> 

Salen Sabinio A/irea con efpada ,/ veng 
y Soldados ,/ uno de ellos , trae una vana 
ra con las letras S, P, ^ R. 

Sabin, En la cumbre eminente 
del Efquilino monte, 
que atalaya de todo el Orizonte, 
empina del Orbe de zafir la frente, 
alto haga nueftra gente, 
haíta reconocer (l'tienc acafo 
Roma ocupada de fu eftrccho paíTo 
la entrada , que otra vez, padraftro r 
favoreció la vecindad del rio; 
y afsl , hafta que los batidores buelva 
é informados refi'elvan, 
por donde menos fuerte fendas abra» 
alto haced. Unos. k\to , y paíTe la pala 

Otros, Alto , y pafle la palabra. 

Sabin, Ya , foberana Aílréa, 

pifas la raya , en que la luz febea 

del Sol , entre Sabinia , y Roma part 

jurifdicciones , pues que no fin arte 

interpufo por valla 

el baftion de cífa ruílica muralla, 

que á una , y otra divida, 

bien que en vano una , y otra defendí 

el dia que hacerlas enemigas quifo 

fu trato infiel. ^y?rf¿j. Ya defde aquí div 

aunque no bien , aquella 

primer vil choza , y oy fabrica bella, 

tan elevada fube, 

que empieza en muro, y fe remata en 

O tu de la fortuna 
tranfmutado teatro , cuya fcena, 
no séfi diga de piedades llena. 



De Don Pedro Calderón de la Barca, 



h llena de crueldades, 

.que tal vez fon crueles las piedades, 

;n yerto alvergue dio príraera cuna 

i aquellos , que arrojados 

le ignoradas entrañáis, (tañas 

íiambrienta loba halló, que en fus inon- 

•ecien nacidos , ya que no abortados, 

sran efpurios hijos de los hados 1 

O tu , que en lo voraz de fu fiereza, 

inudando efpccie la n.ituraleza, 

vífte,en vez de fcr ellos de fu hambriento 

furor dcftrozo , en candido alimento 

trocar la Taña, haciendo que ellos fucíTen 

los que de ella al revés fe mantuvieíTen ! 

Si á fus pechos criados, 

íi á fu calor dormidos, 

fi de roncos anhélitos gorgeados, 

crecieron , arrullados á gemidos, 

qué mucho que Vandidos, 

fañudamente fieros, 

fe juntaran con otros Vandoleros, 

para vivir fin Dios , fin fe , fin culto, 

del homicidio , el robo , y el infi.ilto ? 

De efta , pues , compañia 

Romulo Capitán , temiendo el dia 

de tu mudanza , á fin de refguardaríe, 

trató fortifícarfe, 

para cuyo feguro, 

el fiirco de un arado lineó muro, 

con ley tan inviolable , que fij extremo 

aflaltarlc coftó la vida á Remo, 

Efte fue ( ó til otra vez , varia fortuna, 

condicional imagen de la Luna ) 

cl origen que altiva te confcrva 

crecida , á imitación de mala yerva; 

f)ero ya tu caftigo 
lega , pues llega mi valor conmigo: 
y afsi , antes que fus armas fe prevengan 
( vengan los batidores , ó no vengan ) 
entremos en fus lindes defde luego, 
publicando la guerra á fingrc , y fuego. 
h. La efpera,Aftrea, en muchas ocafiones 
configuió altos blafones. (tas. 
También la efpcra la perdió otras tan- 
y quiza mas. Sale Emilio , Soldado» 
''¡i Dame , feñor , tus plantas. 
hin. Qué hay , Emilio , de nuevo ? 
^'L Apenas á contártelo me atrevo, 
por no decirte , que apenas 



de aqucftos rífeos fobcrvios, 
con una abanzada Efquadra, 
venci cl arrugado ceno, 
quando defde la eminencia 
VI todo cl valle cubierto 
de Romanos Efquadrones, 
que en buena marcha diípueftos, 
como iban llegando , iban 
tomando , unos los cftrechos 
paííos , otros defmontando 
los troncos , para con ellos 
atrincherarfe ; y los otros 
doblandofe , porque á tiempos, 
donde importe , el retén pueda 
ir rcclutando los pueílos. 

AJirea» Eíío efcufibas decirnos ? 
pues toma en albricias de cíTo 
efta fortija , que yo 
á tener que vencer vengo: 
manda , Sabinio , que al arma 
toque cl Exercito nueftro, 
antes que fe fortifiquen. 

Sabin, Con efl'e Efpañoi aliento, 
quien no ha de animarfe ? vayan 
por los coftados cubriendo, 
en las quiebras , y furtidas, 
Cofeletes , y Flecheros 
a la Cavallcria , y ella 
deshilada en buen concierto, 
procure cobrar el llano, 
donde trocados los riefgos, 
cubra ella á la Infantería, 
dandofe las manos , puefto, 
que las dos fon los dos brazos 
de todo el Militar cuerpo: 
toca á embeftir , y un cavallo 
me dad. A/irea. Y á m'i otro,que tengo 
de fer la primera yo, 
que complac'ido mi esfuerzo, 
vea la cara al enemigo, 
la Cavallcria rigitndo. 

Salín, Pues porque la Lifanterla 
no vaya en cl dcfconfuclo 
de ir fin ti , v fin mi , leré 
yo quien govierne fus Tercios. 

Aftrea, Pues A arma. Caxat clarina» 

Sahin, Pues al arma. 

Sold, Qiüen no ha de fegulr fu exemplo? 

TVio/. Vivan Sabinio, y Aítréa. F.i«i/f. 



8 Las Armas de 

Salen Coriolano , TLelto , Enio y y dos Solda- 
dos con dos vanderas , una roja , y otra 
blanca , con las mi/ntas letras^ 

Coriol, Pues el Sabino refuclco, 
^ari no darnos lugar 
a que nos fortifiquemos, 
baxa abanzando fus Tropas, 
fuerza es falírle al encuentro, 
para no darle nofotros 
lugar á él , á que viniendo, 
como viene desfilado, 
pueda , vencido lo eftrecho, 
doblarfe en lo llano : ea, 
gcnerofo In vicio Lelio, 
pues Cabo de la Nobleza, 
la vanguardia en el derecho 
cortado te toca , ocupa 
tu lugar. Lelio, En él ofrezco 
morir , que una cofa es 
callar yo mis fcntimicntos; 
y otra , que mi honor no diga, 
que es mío : tremole el viento 
la fiempre roja vandera 
del Senado , con el nuevo 
gerogllfico , á quien figan 
todos mis parciales^ Vafe» 

Coriol. Enio, 

tu en el finleílro cortado 
tu lugar toma , que en medio 
del cuerpo de- la batalla 
quedo yo dirtribuyendo 
los ordenes , porque acuda 
donde convenga el refuerzo. 

Dcfpliegue también al aire 
fu blanca vandera el Pueblo, 
que no es el que menos íabc 
dar visorias á fus Reynos. ^a/e» 

Dfntro unos. Arma , arma. Caxas» 

Otros, Guerra , guerra. 

Otros, Fuertes Sabinos , á ellos. 

Otros, A ellos , valientes Romanos. 

Coriol, Ya los unos defcendiendo, 
y ya fubiendo los otros, 
en el mas fragoíb feno 
del monte á medir las armas 
llegan entrambos encuentros. 
Difputada la batalla, Caxat. 
crece , con que al Sol cubriendo 
nubes de plumas las Hechas» 



la Hermofura, \ 

tcmpertad padece , íiendo 

del eclipfe de fus rayos 

caxas , y trompetas truenos, 

de quien relámpagos fon 

las chiípas de los aceros: 

todo es horror , todo es grima, 

todo aííombro , todo incendio. 

Dentro unos, Abanza , Cavalleria, 
antes que en nueftro terreno 
llegue á doblarfe la fuya. Cax 

Otros, A ellos , Sabinos. Todos, K el!. 

Coriol, Qué es aquello ? ( av infelíct 
que a lo que delde aquí veo, 
parece que recargados 
buelven á perder los nuertros 
los puertos que havian ganado. 
Ea , fortuna , ya es tiempo 
de que todo lo perdamos, 
b que todo lo ganemos: 
Síganme todas las Tropas 
en Batallones , y Tercios, 
pues no hay mas ordenes ya 
que dar , que morir refueltos. 
Bolved , Soldados , bolved, 
que ya voy á focorreios; 
picrdafe la vida , y no Caxas^ 
la £ima. Vafe, 
Sale Afirea como de/peñada» 

'Aftrea, Valedme , Cielos ! 
que desbocado el cavallo, 
con no matarme , me ha muerto, 
fi hay quien pienfe , que el falic 
de la batalla fue huyendo; 
y no fue , fino que el hado, 
o tarde , b nunca el contento 
cumplido dib , bien que en vano 
oy de fu rigor me qucxo, 
pues tampoco dio cumplida 
la dcfdicha , el día que haviendo 
vencido la cumbre al monte, 
al dcfcender de fu centro, 
corriendo por intrincados 
rífeos el bruto fobervio, 
no me cchb de si , harta que 
trocb de un tronco el tropiezo 
al golpe de la caída 
la amenaza del defpeño: 
con que aunque rendida , aunque 
fatigada , en un deíierto. 



De Den Tedro i 

crífte , y Tola me halle , i caufa 
de que los que me ííguleron, 
y no alcanzaron , perdida 
de vifta , íín mi havrán buclto; 
con todo eíTo , el quedar viva 
es tan natural confuelo, 
que fiendo el vivir lo mas, 
todo lo demás es menos. Caxás, 
Y afsi , á pefar del canfancío, 

j; pues para elegir no hay medios, 

)i procure hallar fenda , que 

I me buclva á mi gente , pucfto 
que para fervir de norte, 
me baila el confufo eftruendo, 
que íín decirme en qué cftado 

I la batalla eftá , á lo lexos 

I me eftá diciendo que dura, 
en mal pronunciados ecos* 
Por efta parte parece, 
que el enmarañado feno 

I da menos fragofo pafTo; 
feguir fu vereda quiero, 
no en vano , pues á lo inculta 
quitado el impedimento, 
ya defcubro la campaña, 
y en ella , b miente el defeo, 
© fon nueftras las vanderas 
que miro : fin duda , Cielos, 
la vidoria configuib 
Sabinio , puefto que veo 
en fu rotulado enigma 
tremolar el blafon nueftro 
dcftotra parte del monte: 
pues qué aguardo ? pues que efpcro ? 
6 fí fuera verdad , que 

- tiene alas el pcnfamiento, 
para llegar á los brazos 
de Sabinio , y darle en ellos 
de mi vida , y fu vldorla 
dos parabienes á un tiempo ! Vafe* 

)aUn Coriolano , / todos con las vandfraf» 

Tode/, Vldoria por el invicto 
heroico Caudillo nueftro. 

lelio. No sé qué gracias te deba 
dar nueftro agradecimiento, 
pues quando caí! perdidos 
nos hallábamos , tu esfuerzo 
baftó á que el Sabino buelv4 
dc^baiaudo , y dc&hecho* 



ijderon ie la Barca. 

Efifo, Qué gracias podemos dar, 
que fean baftantc aprecio, 
á quien fupo difponcr 
el focorro á tan buen tiemp«, 
que derrotado el contrarío, 
quedaffe el campo por nueftro ? 
CorioU Vueftro fue el valor , y mil 
la dicha de llegar prefto; 
y por partirla contigo, 
á llevar las nuevas , Lelíd, 
de efta vidoria al Senado 
vé , en tanto que yo prevcng#, 
que las fortificaciones, 
para que antes no huvo tiempo, 
proíígan , por íi otra vez, 
reforzándote de nuevo» 
buelvc , no defprevenidos 
nos halle. LelÍ9, Tus manos befo 
por efle honor , y no tanto 
por las albricias le acepto, 
quanto porque fe prevenga 
el aparatofo obfequio 
del triunfo , que debe hacer 
Roma á tu recibimiento. f^afi^ 
Todos, Vidoria por el invido 

heroico Caudillo nueftro. 
Salf AJirea» Vidoria por el invIA^ 
heroico Caudillo nueftro r 
Quien duda , que por mi efpoí# 
es la aclamación , fupuefto, 
que fon fuyas las vanderas, 
que ya de mas cerca veo? 
Pues qué aguardo ? Generofos 
Sabinos , á cuyos hechos 
faltan á la fama bronces, 
faltan laminas al tiempo; 
mil veces en hora buena 
fea el alto vencimiento 
de eíTos aleves Romanos, 
y guiadme donde de ellos 
vidoriofo vea á mi efpofo. 
CorioL Hermofo prodigio bello, 
cuyo revefado enigma, 
ni le alcanzo , ni \t entiendo; 
como á los Romanos llamas 
Sabinos ? Y cómo luego, 
dando á quien no te ove el lauro, 
das á quien te oye el defprecio ? 
Afirea, Luego eftos timbres no fon 
3 i« 



^tó Las Armas de 

de Sabinlo ? CortoL No , que huyendo 

fegunda vez derrotado, 

á Roma la efpalda ha bucito. 

AJlrea, Luego cflas vandcras fon 
ganadas ? Coriol, Tampoco es cflb, 
íino que , pues preguntaron 
las Tuyas , qué Quien al Pueblo 
Sabino Reíiftlria ? 
con fus caradércs mefmos. 
Senado , y Pueblo Romano, 
las nueíkas le reípondiejron. 

Aftrea. Ay Infellcc de mi ! 

que el equívoco me ha muerto. 

Coriol, Quizá te ha dado la vida, 
puefto que ha llegado á puerto 
donde las mugeres tienen, 
con franca eícala el refpeto, 
cortcfanos paíTaportes 
de Inviolables privilegios: 
quien eres , pues , y qué caufa 
engañada te trae ? 4firea, Cielos, ap. 
perdida eftoy , íí fe fabc 
quien foy ; válgame el Ingenio. 
Aftréa , Efpahola Palas, 
añadiendo al fcntimicnto 
del robo de fus Matronas, 
el de levantar el cerco, 
que pufo á Roma en venganza 
fu ya fu cfpofo , hizo extremos 
tales , que hafta pcrfuadlrlc 
a que bolvIeíTe de nuevo 
á fitlarla , no dexó 
4c ¡nftarlc , valida á tiempos 
de la maña del cariño, 
6 de la fuerza del ceño. 
No en efto íolo paró 
fu gcncrofo ardimiento, 
£no que en períona havia 
ella de venir , á efefto 
de que agravio de mugeres, 
á muger le toca el duelo: 
entre las Damas que traxo 
en fu férvido::- Co^icU El acento 
íufpende , deten la voz, 

Áfir, Pues por qué? Cor.Porque no quiero 
fabcr mas de que eres Dama 
de Aftréa. ^/irS'm duda oy muero,<i/>, 
vengan.Jofe de ella en mi. 

Cor 'toU Enio ? BniQ* Señor ? 



U Hermofura. 

Ccrioir, Al momento 

manda poner el cavallo 
mejor , que en mi cftala tengo, i 
monta en otro , y nombra una 
cfcolta de hafta otros ciento, 
con un Trompeta , que vaya 
contigo. Aftrea, Ay de m\ l que c • 
mira á embiarme prifionera 
á Roma. 5o/<¿. i.Por fi entre el 
nos nombra , vamos tras él. 
ío^íi.i. Vamos , y fea dlciendo::- 
Todos, Vldorla por el Invido 
heroico Caudillo nueftro. V¿xr 

Aftrea, Ay Sabinio , íi efto vieras, 
qual fuera tu fentimiento ! 

Coriol, Ay Ve tu ría , qual feria 
tu gozo , Ci vieras efto ! 

Aftrea, Mas no me dé por vencida, '* 
profiga hafta vér fi puedo u 
moverle á laftima. Aftréa, ^ 
en quien vaííallage , y deudo 
en mi fortuna afianzaron 
repetido el valimiento, 
entre las Damas que traxo, 
buelvo a decir::- Cor. También buc 
á decir yo , que fufpendas 
acento , y voz. A/irea, Pues no ter 
de decir::- Coriol, Nada hay que díj 

Aflrta, Que entrando ella::- 

Coriol, Es vano intento. 

A/írea,En la lid::- Cor/V.Porfías en vald 

Aftréa, Yo::- Coriol, No mas. 

Aftréa, En fegulmiento 

fu yo:: - Cor/oi.Bafta. Aftrea.yAX caval 
roto el alacrán del freno::- 

Corio/. No te canfcs. Aftréa, Me arroje 
á donde::- Ctriol, De qué provech 
es , que quieras tu decirlo, 
fi yo no quiero faberlo ? 

Aftréa, O , qué clara mi defdicha 
dice fu defibrlmiento ¡ 

Sale Enio, Ya eftá todo prevenido. 

Coriol, Aora verás , que no tengo 
mas qfte faber , que faber 
que vienes , bello portento, 
en el férvido de Aftroa: 
ponte á cavallo , y tu , Enio, 
de comboy la retaguardia 
de fu Exerdco íiguiendo 



T^e Don Pedfo Calderón de la Barca. 



ve, harta que hagi , recobrado, 

alto , 6 torne alojamiento; 

y en dándole vida , haz 

alto tu también , haciendo 

íeña de paz, y llamada: 

con que es fuerza , que viniendo 

algún Cabo principal 

a parlamentar , tu intento 

fepa , que es Ir comboyando 

a eíla Dama, con que en viendo, 

que día conoce á fu gente, 

y que quedando con ellos, 

queda á fu fatisfaccioii, 

en fcguro falvamento, 

íin mas efpcrar , la rienda 

buclve ; y mira , que te advierto, 

que ni a ella , ni á ellos les digas 

quien foy. 

^rea. Qué es lo que oigo , Cielos \ 

A mi Patria me emblas ? CvrioU SI, 

que los generofos pechos 

lidiamos porque lidiamos; 

mas no nos aborrecemos 

para las cortefanias. 

hea, Dexa que á tus pies::- 

ti-ioL No extremos 

hagas, que no hay que eílimarme 

lo que hago yo por mi mefmo. 

Parte , pues, y díle á Aíkéa, 

que un Romano Cavallero, 

apenas oyb fu nombre 

tn tus labios , quando atente 

a la ^ftimacíon , al culto, 

al decoro , y al refpcto, 

que debe á la Magcítad 

de tan gen ero ib dueño, 

te eftimo por prenda fu ya, 

principalmente fablendo, 

que vienes en fu férvido; 

y porque un punto , un momento 

no faltes de el , te remite 

a efcuíar el fentimlento 

de echarte menos , que eres 

tu muy para echada menos; 

y perdóname , no fer 

yo el que te vaya íirvlendo, 

porque no puedo faltar 

de aquí. Afirea^Ys, que tC mCTCZCO 

can gran fineza, merezca 



II 

fibcr á quien fe la debo. 

Corto l» Eíío no , que has de Ir deudor» 
aun del agradecimiento. 

Aflrea. Ya que tu no me lo digas, 
quiza me lo dirá el tiempo. 

Corioi, Pues no le pierdas aora, 
íi le havrás meneíler luego: 
parte , pues. Enio.Yst allí el ca vallo 
te efpera. Aflrta, Si haré , fupuefto, 
que el don del liberal , quando 
le recibo , le agradezco. 

Corioi, Pues á Dios , hennofa Dama. 

AftrtA, A Dios , cortés Cavallcro, 

y cree de min- Corioi. Y cree <le ml::- 
vete en paz. Ajina, Guárdete ci Cielo» 

Van/e , / faUn Lelto , y fafyum, 

Lelio, Pafquin , pues que ya al Senado 
cuenta di de la vldoría, 
y atenta -'i tan alta gloria, 
a Corlolano lia emblado 
•orden de que al punto venga, 
para , liberal con él, 
ceñirle el fiero Laurél, 
que es bien , que por p reinio tenga: 
dime , ya que tu no fulíle 
al campo , qué novedad 
en mi aufencía en la Ciudad 
ha havido , y en que coníiftc, 
qne á ninguna muger veo 
en calle, puerta, 6 ventana? 

P^y^. Coníiíle en no tener gana 
de fer viftas fin aíTeo. 

Lilia, Sin aííeo ; eíTo no entiendo. 
Pues fácil es de entender, 
que no quiera una muger 
parecer , no pareciendo. 

Lelio, Enigmas hablas conmigo? 

Fa/q, Pluguiera á Dios , que lo fueraii, 
que ellas te lo agradecieran, 
y á mi el que no te las digo. 

Leiíe, Pues hafmelo de decir. 

Fafq» Si haré mas con calidad 
de que creas, que es Verdad 
quanto te he de referir, 
y no ficción. Lelio.S) creer©. 

féífq» Pues con eíTo va de hlftorla: 
aquí , Apuntador , memoria 
tu anacardina me dé. 
Viendo el Senado , que havia 

Ba el 



14 Lás Armas 

el fiempre abroliito Imperio 
de las nnigcrrs ganado 
tanto en Roma los afedos, 
que dio caufa al en migo 
para olvldarfe fobcrvlo, 
con nueftro prefente ocio, 
de fu paíTado efcarmíento; 
y que no folo era el daño, 
divertidos en feftejos, 
eftra^^ar de la Milicia 
el antiguo valor nueftro; 
mas también de los haberei 
el caudal , por los exceíTos 
de fus galas , de que ellas 
ufaban tan fin acuerdo, 
que de bizarros fus trages 
fe paíTaban a no honcftos; 
y viendo quan principal 
parte es , en fe del aííeo, 
para fer imán del alma, 
el artificio del cuerpo, 
pues la no hermofi , con ¿i 
difsimula fus defedos, 
y la hertnofa , con aliño 
da a fu perfección aumento: 
una ley han puiblicado, 
en que manda , lo primero, 
que no fean admitidas 
á los Militares pueftos, 
ni políticos , negadas 
a quanto es valor , é ingeníoí 
Qj-ic ninguna muger pueda 
del avito , que oy trae puefto, 
mudar la forma , Inventando 
por ¡nftantes ufos nuevos; 
y que para renovarlos, 
haya de fer con precepto 
de que fean propias telas, 
fin géneros eftrangeros, 
oropel del gufto , mucho 
brillante , y poco provecho; 
y eftas fin oro , y fin plata, 
ni ufar tampoco de pelo, 
que propio no fea , de afeites, 
baños , perfumes , ni ungüentos; 
y que pues hidalgas fon, 
Bo folo no nos den pechos, 
pero ni pechos , ni efpaldas: 
y ea fin , lo que mas tíncleroui 



h Hermofura, 

fue, que no faígan ett coche» 
á los públicos paíTeos, 
ni permitan en fus cafas 
vanquetes , bayles , ni ¡uego$| 
con que no quedo muger, 
que no confeíTafie luego 
al potro del defengaño 
las culpas del embeleco: 
las flacas , que á pura enagua 
Tacaban para fus hueíTos 
quanta carne ellas querían 
de en cafa de los Roperos, 
bolvieron á fer buidas: 
las gordas , que atribuyeron 
á fobras de U abrigado 
las faltas de lo cenceño, 
fe bolvieron á fer cubas, 
y fin tinte en los cabellos; 
las viejas a fer palomas, 
las morenas « fer cuervos: 
ya todas la verdad dicen, 
ya fon todas las que vemos; 
porque la gala , afufón, 
el artificio , lo mcfmo, 
el arrebol , ni por lumbre, 
el follmán , ni por plenfo, 
los Islanes , abrenuncio, 
los íacriftanes , arredro, 
los alcanfores , fon chama, 
las blandurillas , fon cuento, 
la clara de huevo , tatc, 
d refplandor , quedo , quedO| 
el albayalde , exi foras, 
la neguilla , vade retro; 
y en fin , para no canfarte, 
paíTo entre paíTo fe fueron, 
los efcotados al rollo, 
y los xaques al Infierno; 
con que para no fer viftas, 
unas , y otras fe efcondieron, 
defengañadas de que 
para mas no las havemos 
mcnefter , que para hilar, 
cofer , y echar un remiendo. C< 

Ittlio, No sé , Pafquin , qué te dig 
de quanto::- mas qué es aquell 

Toiot y y Mupc, Vidoria por el Invi 
heroico Caudillo nueftro, 

f^fi* £$ que el Senado ha falído 



De Don Pedro Calderón de la Barca. 



de la Ciudad á las puertas, 

para Corlóla no abie rtas, 

donde efpcrarle ha querido, 

para que en oftentaclon 

del aplaufo que han ganado 

las Iníígnías , que el Senado 

le dio por aclamación; 

con ellas quieren llevarle 

de Roma al gran Capitolio, 

en cuyo eminente Sollo 

«1 facro lauro han de darle, 

que á la vidorla campal 

pertenece. Lelio, Fuerza es 

acompañarle yo , pues 

aunque otra lid deíigual 

lucha en mi , no es tiempo ya 

de ella , pues contrapeso 

el focorro que me dio, . 

á la embidla que me da; 

con que en uno , y otro mueftro, 

que ni uno , ni otro permito. 

Todos ,/ Mufica, Vlñoni por el ínvído 
heroico Caudillo nucííro. Caxas» 

Salen Cor tolano , y Soldados con v anderas, 

/ for el otra lado Soldados con laurel , baf- 
ton , / eftoque en una fuente , / dcírds 
Aurelio , / Flavio» 

^iMffl» En hora dlchofa vean 
( ay hijo del alma mía ! ) 
mis canas el fauílo día 
de tu aplaufo , y en él fcan 
del Fénix mis regocijos, 
de oy en fu edad defengaños, 
pues la hoguera de los años, 
es la virtud de los hijos. 

ÍPitfv. En hora dlchofa vengas, 
valerofo Corlolano, 
donde del Pueblo Romano 
cl merecido don tengas, 
que tal vidoria merece. 

Corro/. A uno , y otro doy ios brazos, 
por fer priíiones fus lazos, 
que mi humildad os ofrece. 
En fin , no has de dar , fortuna, ap^ 
cumplido ningún dcfeo, 
pues á Veturia no veo, 
ni aun otra muger alguna, 
por calles , y plazas ! Aurel, Vea 
donde honrado enere nofouos 



cl Pueblo te vea. P//if . Vofotros 

repetid cl parabién. 
Todos, Viftorla::- Sale Veturia^ 

ríPíí^r, No proíigals 

en decir por el InvI£to 

heroico Caudillo nueftro, 

que no es de eíTe nombre digno. 
Ttdos, Qué es efto , Veturia ? Vetur. Es, 

que en publico el valor mío 

fe atreve á hablar , pues hablo 

en píiblico vueftro edido. 

Que no es digno de eíTe honos 

Corlolano , otra vez digo, 

ni en vofotros para dado, 

ni en él para recibido: 

porque fiendo las mugeres 

cl efpejo criftalino 

del honor del hombre , como 

puede , eftando á un tieifipo mifm© 

en nofotras empañado, 

eílár en vofotros limpio ? 

No blafoneis , pues , Soldados, 

en la rota del Sabino, 

de que venís con honor; 

que fí valientes , y altivos 

allá le dexais ganado, 

acá le hallaréis perdido. , 

Inútil os fue el valor, 

poco provechofo el brío,- 

la refoluclon íin logro, 

y fin efedo el peligro; 

pues no haviendo de lograrle,' 

ya de nofotras mal viftos, 

que fi en fé de apetecidas, 

\ueftro agaííajo nos hizo, 

que defcanfaíTe la quexa 

á la fombra del cariño, 

qué mucho que defprecladas,. 

á contrario , el alvedrio, 

que fue dócil al alhago, 

fea rebelde al defvio ? 

Como efpofas nos trataíleis, 

nobles , cortefcs , y finos; 

pues como ya como efclavas 

nos tratáis , con tal dominio, 

que en mugeriles adornos 

aun no nos dexais arbitrio ? 

No lo fentimos por ellos, 

<que po( lo que lo fencimos, 

Cí 



14 Armas de 

es la defeftlmacíon, 

el dcfdcn , el dcfcaríño, 

el ultrage , el ajamiento, 

que íi el mundo en fu principio 

nos privo (quizá de miedo) 

del ufo de armas , y llbrosj 

no del ufo nos privo 

de aquel aplicado aliño 

con que la naturaleza 

fe vale del artificio. 

Pues como , ííendo heredados, 

contra el natural eftilo, 

canceláis de las mugeres 

los privilegios antiguos ? 

Qué bruta Nación , á donde 

tiunca llegar han podido, 

ni la política en leyes, 

ni la República en juicio; 

qué adufto Bárbaro , á quien 

tofto ardiente , erizo efquivo 

el Sol la tez en ardores, 

y el aire la greña en rizos» 

les negó la adoración 

del humano facrifíclo, 

de íer ellas las rogadas, 

y íer ellos los rendidos ? 

quanto mas la urbanidad 

de los comercios , que dignoj, 

íin deslizarfe Indecentes, 

fe mantienen en feftivos. 

Las mugeres , á quien deben 

pr.-mer alvergue nativo 

los hombres , y á quien los hombres 

en dos maneras han fido 

tan coftofos al nacer, 

y al crlarfe tan prolijos, 

han de vivir abatidas 

a villa de quien las qulfo, 

ó lo dlxo por lo menos; 

pues bafta ver que lo dlxo, 

para ver quan deíairados 

eílár todos es precifo, 

vofotros con vueftras Damas, 

y Coriolano conmigo ? 

Y afsl yo , en nombre de todás, 

en Ira embuelto el fentldo, 

la lengua anegada en quexas, 

la voz ardiendo en fufplros, 

brotando el aliento rayos. 



U Hermofura. \ 

deftilando el llanto en hilos, I 

fin puntualidad la gala, I 

fin preceptos el aliño, 

fin ley vagando el cabello, 

fin orden puefto el veftid», 

buelvo á que en nombre de toda.^ . 

digo á todos lo que á él digo: i 

Por noble , pues , Coriolano, 

por galán , por entendido, . 

por cortefano en la paz, | 

en la guerra por Invifto, 

6 por hombre folamente, 

que harto con efto te obligo, ! 

fí como Dama te ruego, I 

y como efclava te pido, 

que aquefta Infamia derogues, ^ 

haciendo que fu defignio ! 

■fe borre de la memoria, 

y fe efcriba en el olvido: 

y fi acafo á efta fineza, 

de cobarde , 6 de remiíTo, 

no te dlfpone lo amante, 

no te refuelve lo fino, 

yo de mi parte á ti folo, ' 

y á todos os lo repito, 

de parte de las demis, 

protefto , juro , y afirmo, 

por eíTa antorcha del día, 

que con afán repetido, 

íc apaga al morir en ondas, 

fe enciende al nacer en vifos, 

que ha de fcr fiempre en nofotras, 

fino hacéis lo que os pedimos, 

el agaííajo forzado, 

poco fcguro el cariño, 

el favor poco conftante, 

el delábrimiento fijo, 

trifte , y efcabrofo el lecho, 

el gufto forzado , y tibio, 

con melindres la fineza, 

el alhago con retiros, 

fiempre el enojo rebelde, 

nunca feguro el alivio; 

y quando aquefto no bafte, 

monftruos fomos vengativos: 

temed , pues , temed , que el od«o 

quizá fe paíTe á peligro, 

que en manos de las mugeres^ 

cambien con violentos bríos. 



'De Don Pedro Calderón de la Barca. 



■faben herir Jos puñales, 
faben cortar los cuchillos; 
y quando no , fer fus ojos, 
viendo el adagio cumplido, 
de que las mugcres fomos 
milagros , y bafiliícos. Vafe. 

CorioU Oye , efpera. 

Flav. y AureL Donde vas ? 

Coriol, Tras el Imán , que atraétivo 
móvil del alma , arraftrados 
lleva todos mis fentldos. 

Aurel, SI á efedo es de caftigar 
los oprobios que te ha dicho, 
eflb al Senado le toca. 

tortol. Tan contrario es el motivo, 
que es á poner en fus fienes 
el laurel que he merecido, 
porque en ella , prcfentados 
como propios mis férvidos, 
en fe de ellos , fe derogue 
tan efcandalofo edido. 

¡Fi^v. Nunca el Senado deroga 
la ley , que ya una vez hizo* 

CorioL Pues derogaréla yo, 
publicando en otra á gritos, 
que obedecida no fea. 

'AureK Hijo , mira::- CoroU Nada miro^ 

AureUQue eflb es perderte. Coro/.PerdIda 
Veturia , qué mas perdido ? 
Quien fuere de mi fentir 
en que no fe vea ofendido 
el honor de las mugeres, 
me fíga. Vafe. 

Vnos, Ya te fegulmos 

á ti por Caudillo nueftro, 

y á ellas por nofotros mlfmos. 

Flav. Ciudadanos , á Impedir 

fu arrojo venid conmigo. Vsfe. 

íelio. No es mala ocafion , embidia, 
de acriminar fu delito: ap. 
Romanos , viva el Senado. 

l7«o/. Romanos , viva el Senado. 

Lelio. Y muera quien á fu edI£to 
fe opone. Repiten otros. 

Dentro Coriol, De las muíjeres 
Vivan los fueros antiguos. 

A$trel, Dividida en vandos toda 
Roma eftá : quien en conflicto 
igual fe vio , de una parte 



15 



mi cargo , de otra mi hijo ? 
O apetecidos venenos ! 
b ñimiliares hechizos ! 
b dulce encanto ! b mugeres ! 
nunca acá huvierals venido. 

JORNADA SEGUNDA. 

Mutación de Palacio , / falen Veturiay 
y Enio, 

Enio, Apenas , Veturia bella, 
en Roma pufe las plantas, 
quando llamado de ti, 
vengo á faber qué me mandas. 

Vetur.En cerrando aquefta puerta, 
porque ni aun una criada 
pueda oírnos , fabrás , que 
hacer de ti confianza, 
que de otro ninguno hiciera, 
en fe de eftár Informada 
de quan fino aaiigo eres 
de Coriolano. Enio, Aunque es tanta 
de fu perfona á la mía 
la no medida diftancla; 
con eííe nombre me honro 
fu benignidad , á caufa 
de havernos vifto fervir 
en aquellas dos paíTadas 
ínvaílones de Sabinlo; 
y en éfta aun con mas Inílancla¿ 
por ocupar mayor pucfto, 
con que á ninguno le alcanza 
mayor parte en las deshechas 
fortunas en que oy le halla 
la corta aufencia de haver 
ido en comboy de una Dama, 
de orden fuya , harta ponerla 
en falvo en fu mifma Patria. 

Vetur, Según eíTo , no labras J 
por extenfo lo que paíTii. 

Enio, Sé el decreto del Senado, 
sé , que ofendida , y airada 
diíle en publico la quexa, 
sé, que tomo la demanda 
en fivor de las mugeres: 
dcfde aquí , feñora , hafta 
hallarle prefo , no sé 
de cierto las clrcunftanclas, 

por- 



i6 tas Armas de 

porqve nuevas de camino 
íiemprc fe cuentan tan varías, 
que el dcfeo de fabcrlas 
íe hace razón de dudarlas. 
Vetur. Pues fi hafta aquí íábcs , oyc 
defde aquí lo que te falca; 
Refuelto , pues , Corlolano 
en bolvcr por nueftra fama> 
toda la Milicia fuya 
tomo la voz , empeñada 
en que igual ley el Senada 
havía de revocarla: 
él empeñado también 
en que una vez promulgada, 
havía de mantener 
Inviolable Tu obfervancla, 
dando nombre de traidor 
motín á U repugnancia, 
echó vando de que , pena 
de ferio , ninguno ofara 
á feguir á Coriolano, 
dexando defamparada 
de favor á la jufticia; 
con que la nota de infamia, 
arraftrando tras si al Pueblo, 
pufo á toda Roma en arma. 
En vano ferá decirte, 
que no huvo calle , ni Plaza, 
que no fueííe laftimofo 
teatro de mortales aníias: 
entre todas la mayor 
{ que hay dcfgracia de defgracías ) 
fue , que en el ciego , el confWfo 
tumulto , una dcfmandada 
punta ( afpid debió de fer 
quizá aborto de mi rabia ) 
•1 pecho de Flavio hiri© 
con tan venenóla faña, 
que no huvo tiempo entre herirle 
el cuerpo , y faltarle el alma. . 
Muerto el Senador , el Pueblo 
con el pavor , y á la inílancla 
de fu hijo en vengar fu muerte^ 
tanto el numero adelanta, 
que embeftido Coriolano 
ét tan fuperior ventaja, 
fiiera fuerza que matando 
muriera , íino llegara, 
¡TtCrepIdALiaencc ofado. 



la Herwofura. • 

fobre el furor de las armas, | 
fu padre a arrojarfe en medio, 
repitiendo en voces altas: 
Muera , que no es hijo mío, | 
quien es traidor á fu Patria; 
pero muera ( profiguíó ) 
de fuerte , que fatisfaga 
fu muerte al Ciclo , y al MundJ 
íiendo exemplo , y no venganza 
efta caufa es del Senado, 
á mi me toca efta caufa, 
como á primer Senador, 
que el fer padre no embaraza 
al fer Juez , porque aunque fon 
dos acciones tan contrarias, 
mí fangre , y mi obligación 
fabrán cumplir con entrambas, 
díxo: y llegando á fu hijo, 
que al verle , fe echó á fus plant 
le arrancó el laurel con una 
mano , y con la otra la efpada. 
Con que el furor lufpendido, 
ya al valor de fu conftancla, 
ya al d«coro de fu puefto, 
ya al refpeto de fus canas 
quedó , mayormente al ver, 
que entregado á dos cfquadras 
de la Nobleza , y la Plebe, 
llevarle á la torre manda 
del alto omcnage , donde, 
íín ver del Sol la luz clara, 
prefo le tiene , cargado 
de cadenas , y de guardas. 
O quien aquí hacer pudiera 
exclamación de quan varia 
la fortuna en un inftante 
tan de extremo á extremo paíTa, 
como del triunfo á la ruina, 
y del alborozo al anda ! 
La culpa tuve , y afsí, 
folícitando emendarla, 
oye lo que ignoras , ya 
que fabes lo que Ignorabas. 
Temiendo yo , que fu vídi 
a todo trance reftada 
efta. no tanto porque 
fu padre , por la jadancla 
mas que de padre , de Juex, 
tan grandes extremos haga, 

quiíi- 



De Don Pfdr9 

■quanto porque lo redante 

del Senado es fuerza que haya 

de tomar fatisfaccion, 

y dar á Lelio venganza, 

dilcurriendo en rarlos medios», 

modos , ardides , y trazas 

de ponerle en libertad, 

precios ofrecí , fiada 

en que la llave del oro 

maeftra «s de todas guarda?. 

Un Vandído á mi ha venido 

(quien duda que ella le traiga?) 

diciendome , como cí fabe^ 

que el cubo de k muralla 

de la torre , entre otras rcxag, 

conferva una , que limada 

á otro fin , no furtio efedo; 

y afsi quedo , no fin maña, 

defmcntido lo limado 

con no sé qué negra paila, 

que él la abrirá , y él pondrá 

de noche en ella una efcala, 

y al pie de ella una quadrilla, 

que le guarde las cfpaldas, 

hafta Tacarle de Roma; 

pero que es fuerza que haya 

quien de la parte de adentro 

de aquefto le avife , para 

cuyo efcdo , efte papel 

lo primero , le fcñala 

la rexa , luego hora , noche, 

y fcña con que le aguarda. 

A que en fu mano le pongas, 

y con él eíla acerada 

forda lima á fus prifiones, 

es para lo que fe ampara 

de ti mi amor ; y pues tienes, 

por Tribuno , puerta franca 

á la prifion , fin fofpecha 

de que en ella entres , y fdgas, 

dale uno , y otro , y á Dios, 

que no quiero mi tardanza 

difpjerte alguna malicia, 

ni que tíi me dés las gracias 

de lo que en efto me debes, 

puefto que no sé que haya 

para un elpiritu altivo, 

de quien fe hace confianza, 

ocafioH mas gencrofa, 



Calderón de ta Barca, 



«7 



mas airofa , mas vízarra, 

mas heroica , mas íluftrc^ 

mas noble , ni mas hidalga, 

que dar la vida á un amigo 

en férvido de una Dama. P'^fe» 

Enio, Eípera , efcucha , la puerta 
cerro , entrandofc á otra quadra, 
donde no puedo feguírla; 
precifo es , que de eíla falga 
quanto antes , para no dar 
cuenta á Criado , ó Criada, 
fí preguntan a quien buíco. 
Entra pyr una puerta , / /ale por Otra, 
Ya de efte empeño me taca 
hallarme en la calle : Cielos, 
quien fe ha viflo en m is eftrañ* 
confufion ! Miniftro foy, 
por Tribuno , en la Real Sala 
de Jufticia ; por amigo, 
lo íoy con vida , y con alm* 
de Corlolano ; obligado 
de Vcturia me hallo , á caufa 
de havcrfe de mi valIJo: 
quien vio fiel de tres balanzas 
tan iguales , como cargo, 
amiftad , y confianza ? 
Divertido en lo que hacer 
debo , he llegado al Alcázar 
del omenage , en que eftá 
Corlolano ; antes que hasa 
entero juicio , he de verle, 

^ quiiá alguna clrcunftancla 
me advertirá lo mejor; 
aunque á mi ver , mucho carga 
la de dar vida á un amigo 
en férvido de una Dama. 

Sale Pafquin, Quien viene allá? 

£nto» Qiié es aqucfto, 

Pafquin?P^/f .Ser Guarda,v no Guarda. 
Infante , ni guardapolvo, 
gwardaples , ni guarda Damas, 
ííno guarda diablo , pues 
guardo á Corlolano. Enio, Baila 
de locura , y dime qual 
es de fu prifion la eftancla. 

Pa/q, Aquefte obfcuro retrete. 

JSnio, Abre , ya que eílán cerradas 
de fus troneras alguna. 

Pa/q, Eíío es decir , que me abra 
C 



Las Armas de 

la cabeza , que aquí no hay 
mas tronera , que mí calva. 

Abre una puerta , y Je vé Coriolano fentado 
con una cadena al pie, 

Bnto, Salte allá fuera , que importa, 
que como Miníftro , haga 
con él una diligencia; 
y avlfa , íi alguno trata 
de entrar , b falir. P^fq^ Si haré. Vafe, 

Corioi. Gente he fentido : quien anda 
aquí ? Enio, Qiiien por verte viene, 
y por no verte , trocara 
la amiftad con que te bufca, 
al dolor con que te halla. 

Ccr'wL Enlo ? Enio, Sí. 

Corioi, Sí como ]ucz 

vienes á hacer en mí cauía 

algún ínftrumento , di 

qual es , que nada me efpanta. 

£n¡o. Perdone el puefto , que añade 
mucho pcfo á fu balanza, ap» 
con la laftima de verle, 
amIíVad , y confianza. 
Tan otro es á lo que vengo, 
que es de parte de una Dama. 

CfirioL La que comboyafte ? Enio» No, 
que eíTa ya quedó en fu raya 
fegura. Ceriol, Quh Dama puede 
fer la que á verme te traiga 
de parte fu ya ? Ente, Veturía. 

CorioUDc mi fe acuerda?£»/<?.Y con tanta 
fineza:;- Corioi. Di. 

Eme, Qiic es en orden 

á que de efta priíion falgas. 

Ceriol, Qué dices ? ó quien pudiera 
darte en albricias mil almas, 
mas porque fina fe acuerda, 
que porque prefo me valga ! 
Buelve , pues , buelvc á decirme 
fi es verdad , que ella obligada 
de lo que pafsó por ella, 
te cmbia ; y como , Fnío , traza 
mi libertad. Enlo, Como hay quien 
una de cíTas rexas abra, 
quien ponga una efcala en ella, 
y te guarde las efpaldas 
hafta facarte de Roma. 

Or/o/.Si efío es verdad::-£fnw.Efta carta, 
Y eíla lima te lo digan; 



la Hermo/ura. 

bien , que para leerla , falta 
la luz , porque viene en ella 
el que eftets conformes , para 
faber la noche , y abrir 
la rcxa , y poner la efcala. 

Ce?r/í7/. Mucdra , que no falta luz, 
que efta cadena fe alarga 
hafta aquella puerta , que 
tiene en frente una ventana, 
que aunque participa poca, 
lo que es para leerla bafta. 

Lee. Señor , / dueño mío , quien ej: 
vuefira vida mas que la [uya , ha 
¡icifado medios para que faigais de 
fa prifion. La rexa , que ballaréir 
bierta , y la que teñirá puefta la 
cala , es la primera del cubo de la ío> 
avifad en teniendo limadas las pr 
nes , para que ejfa noche os e/pere q 
ba de acowp.truros , que quien II 
tfle , traerá l.z refputfia. Dios os guar* 
Dcxa que una , y muchas veces 
no á los brazos , á las plantas, 
te pague el porte de aquefta 
ventura , que no efperaba. 

Enio, Pues íin efperarla viene, 
no hay que efperar á lograrla, 
que yo he de fer el primero, 
que acompañándote vaya: 
qué noche vendrán ? Coriel, Acción 
que tocan tan temerarias, 
no hay que penfarlas , que folo 
íe arriefgan -en lo que tardan; 
y pues folamente aquí 
limar las priíiones falta, 
de aquí á la noche havra tiempc 

Enio, Según eflb , éfta fcñalas. 

Corlol. Si, £ ni o, fií DIos,pues.C«r/(j/.A Di 

SmU Pajquin, Tu padre 

viene entrando acia efta fala. 

No digas que yo le he vifto: 
tu retírate á tu eftancla, 
que de hallarme aquí , yo tengo 
difculpa que dar. Corioi, Tirana 
fortuna , duélete un día 
ííquiera de mis defgracias. 
Vafe Coriolano cerrando la prifion^ 
y falt Aurelio, 

^Kf«/«6íen dlxo quien dlxo que cr 



De Don Pedre Calderón de la Barca, 



19 



tn las pafsíones humanas 
muchos cuidados un hijo; 
digalo yo , á quien arraftr^n 
con ley de ]uez , que aciimina, 
dolor de padre , que ama. 
Y afsi , entre las dos pafsiones, 
haciendo una fola de ambas, 
le prendo , y le guardo á un tiempo; 
porque prelo íatisfaga 
a la julticia , y también, 
porque prefo , aíTegurada 
)fu perfona efté , que es cierto, 
/que á no cftarlo , le mataran 
íLelio , y fus deudos , de fuerte, 
que juftlciera la maña, 
«para todos le caftiga, 
iquando para mi le guarda: 
|y afsi, á ver vengo::- Enio , aquí 
fji/o. Llegando de la campaña, 

informándome , feñor, 
íde quanto en mi aufeiicla paíTa, 
cumpliendo mi obligación, 
y confiderando quantá 
de Corlolano es la culpa, 
quife faber , con qué guardas, 
y prifiones fu perfona 
eftá , que nunca yo entrara 
a verle prefo , íino 
fuera para aííegurarla. 
¿reUDe ti lo creo: al caído ap* 
( b araiílad ) qué prefto faltas ! 

Al paño Ccriolano, 
jr/o/. Entreabriendo aquefta puerta 
puedo efcuchar lo que hablan» 
ureL A lo mlímo venia yo, 
y pues que tu vigilancia 
debe , por fu obligación, 
aliviarme de la carga 
de cuidar , que fu perfona 
íegura efté , que es el aníia 
.que mas me aflige , refpedo 
de que es prccifo que caiga, 
íí él falcaíTc , fobre mi 
la fofpecha ; que me valga 
de ti es precifo también, 
pues de nadie , con mas caufa, 
fiarme puedo , que de quien 
le toca lo que le encargan: 
y afsi , pues que defde aqui 



mí defvelo en ti defcanía, 

por el Senado te nombro 

Guarda Mayor de fus Guardas; 

til le has de dar cuenca de el, 

y defde oy con mas inílancia, 

porque queriendo con Lelio 

de fu padre la defgracla 

en parte fupllr , en él 

fe ha proveído la Plaza 

de fegundo Senador, 

de que oy tomara en la Sala 

de Jufticia poíTefsIoii, 

mira íí havrá quien te haga, 

^l día que te le fío, 

el cargo á ti de fu falta. 

Vesle ai , que no quiero verle 

yo ( laftima es , que no faña ) 

entrégate de él , y teme, 

que el cuchillo que amenaza 

fu garganta , no execute 

ios filos en tu garganta, rafe. 

Hn/tf.Haslo o\do? CoriolSi, fmo.Puesoye 
también , que no me acobarda 
fu defpecho , para que 
libre efta noche no falgas: 
en ella te efpero , á Dios. 

CortoL Oye : y fera buena paga, 
que vengas tu á darme vida, 
y yo á darte muerte vaya ? 

En't9, Un medio termino puede 
medir eíTas dos diftancias. 

Corio/. Qiié medio tcimino ? Enio, Yo, 
hafta falir de la raya, 
contigo he de ir : con quedarme 
contigo , y en buena , 6 mala 
fortuna , fegulr la tuya, 
refguardado , te rcfguardas. 

Coriol, EíTo es , porque no fe pierda 
uno , perdcrfe dos , baíla, 
que á mi , como delinquentc, 
por fbragido la Patria 
me de , fin que por traidor, 
yendo contra lo que manda, 
te dé á ti , mira el dcfdoro, 
que hav de una fuga , á una infamia* 

Enio, EíTo falva el dar la vida 
á un 

al amigo , que le pone 
en que pierda honor , y fama. 
C 1 Enio, 



amioo. Corioi, Mas no íalva 



20 ArmAí de 

tinte. Yo ciirnplo con eípcrar. 
Ccriol. Yo con no falír. Hn/o. Repara::- 
Cer.No Say ouc rcparar.Hwío.Advicae:;- 
C oriol. No hiv c]iic advertir, 
íw/e. Mira::- Corto!, Nada 

he de mirar ; y porque 

lan dcfconfiado vayas, 

cjue no cfpercs mi falida, 

daré al aire tu efperanza. 

Arroja acia dentro la lima, 
Mnlo.Quh has hecho? C«r. Arrojar la lima, 

que fi ella es la llave faifa 

de mis prifiones , fin ella 

verás , que en vano me aguardast 
Enio, EíTo es defefperaclon. 
CorioL Efto es honra. Bnio, Es temeraria 

refolucion. Corto!, Es pladofa. 
í«»o. Es cruel defpecho. 
Coriél, Es conftancia. 
Maio, Es furor. Ceriol, Es honor. Enio, Es 

ira. Coriol, Es valor. Es ingrata 

fe con Vcturia. Corid, Veturia 

me querrá ( que es noble Dama ) 

mas con alabanza muerto, 

que vivo con alabanza. 
Enio, No quiero apurar aora 

defpeños á tu arrogancia, 

mañana quizá eílarás 

de otro parecer , fi paiTa 

noche por efte. Ceriol, Aunque paífcn 

figlos , no havrá en m\ mudanza. 
Enio, Con todo , mañana efpero 

ver , qué valen mis Inftancias. 
Coriol, Pues harta mañana , á Dios. 
Mnio, Pues á Dios , harta mañana. P^aníe, 
Mutación de fala de Tribunal , con fid^, 

y dosel [alen Aurelio , y un Relator» 
Aurel, Eftá rodo prevenido ? 
Kelat, SI Icñor , y acompañado 

de la Nobleza ha llegado 

Lelio ya. Aurel, Pierdo el fentido, 

al ver , que la poíícfsion 

he de dar contra mi hijo, 

á quien tan claro colijo 

fer ¡urta fu indignación. 

Pero qué puedo vo hacer, 

quando corre tan deshecha 

la í ucrte , que á mi fofpeoha 

es fácil de convencer? 



la Herm»furd, 

con que no hay razón que ímpíc 
el fer fu ]ucz , quando advierto, 
que íi él es hijo del muerto, 
yo padre del homicida. 
Y es tan grande del Señad© 
la autoridad , y el honor, 
que el que eligió á Senador, 
no puede fer recufado: 
dando á entender , que ha de fe 
tan redo en la exccucion, 
que Interés , fangre , ó pafslon 
no ha de poderle vencer. 
Ya llega , forzofo es, 
que á corta del anfia mía, 
obre aora la cortesía, 
y la fortuna defpues. 

Sal^ Lelto •vejiido de luto^y acompañamiem 
Vos fcaís muv bien venido, 
feñor , á fuplir la aufencia 
con vueftra heroica prefencla, 
del que hemos todos perdidoj 
y digo todos , porque 
padre de la Patria era, ^ 
cuya dcfdícha , fi fuera 
capaz de tenerfe , en fe 
de fer vos quien la fuplis,' 
folo afianzara el confuelo. 

Ltlio, Aurelio , guárdeos el Ciclo. 

Aurtl, Sentaos , pues á eíío venís. 
No es eíTe vueftro lugar, 
ertotro es el que fe os debe, 
que el Tribuno de la Plebe 
el Izquierdo ha de ocupar: 
llamadle. Relat, Ya viene allí. 

Sale Enio por otro lado ,/ acompañamient 

Enio, Perdonadme , fi he tardado, 
que en vuertro férvido he ertado. 

Aurel, Queda bien íeguro ? EnÍ6, Si, 
y tanto , ^ue no quiííera 
yo , que lo quedára tanto. I 

Sientan/e los tres en tres filias y y en i 
taburete el Relator, 

Aurel, Opilen difslmulára el llanto ! a 
La ceremonia primera á 
es , que un pleyto fentencleis, 
porque con vuertro decreto, | 
la poíT.'fsíon , y fu efecto I 
confiften : ouales tenéis I 
mas virtos ^ b mas á mano ? | 

Relau I 



I De Don Pedro 

jjRí/^;. El que mas vífto , defpues 

de ícr el mas grave , es, 

feñor , el de Coilolano. 
Aurel» Leed fus cargos : fuerza es eíto. 
Lee Reía/, Havíendofc publicado 

un cdido del Senado, 

a derogarle dirpuefto, 

dixo , que el publicaría 
[ otro en contra , en que mandaíTe, 

que ninguno le obfcrvaíTe, 

dando a entender , que podía 

leyes quitar , y poner; 

a cuvo efedo movib 

la Milicia , en que moftro, 

no fin ambición , querer, 

el día que fu furor 

contra el Senado armas toma, 

levantandofe con Roma, 

coronarfe Emperador: 

Teftigo hay , que afirma fec 

fuya , y de otro algnno no, 

la cfpada que á Flavio hirlb, 
JuteLQué al ega en defcargo?R.ff^<í/»Havcr 

íícmpre , cowftanre , y leal, 

férvido á la Patria ; que 

íígulendo á Romulo , fue 

clCabo mas principal, 

que á los Herrufcos venció, 

muerto fu Rey á fus manos; 

que á los Labinlos , y Albanos 

al Imperio fujetb; 

que al Sabino fue fu brío 

el que refiftib valiente 

el paíTo una vez del puente, 

y otra el efguazo del rio, 

fin la tercera , en que entro 

crlun£inte en Roma : efto alega; 

y en quanto á fer fuya , niega, 

la efpada , que á Flavio hirió; 

concluyendo , con que ofado 

no fe opufo fu fortuna 

al Senado , fino á una 

no juila lev del Senado. 
Jurel, Ya , Nobleza ^ y Plebe , havcis 

el cargo , y defcargo oido, 

para votar fiempre ha fido, 

cftilo que defpcjcis, 

mientras nueftro feutlmlcntOj, 

4efaveuIio en aofotros. 



Calderón de la Barca, H 

no apele para voforros 
en general ParlarWwMito, 
l/w*/* Afsl es , y nueílra efperanza» 
Otros, Lo que dlxlítc te advierte. 
Aure!, Qvié dlxe yo? Todos,Quc fu muerte 

feria exemplo , y no venganza. 
jíurel, Q^c fu muerte 

feria exemplo , y no venganza ? 
Yo lo dlxe : havrá quien crea, 
que una voz , que á darle vida 
fue allá caufa repetida, 
aquí á darle muerte fea ? 
NI quien creerá en mi quebranto, 
que fiendo lo mas veloz 
una pluma , y una voz, 
voz , y pluma pcfen tanto, 
que en vano fu gravedad 
fuftentarla follcito ? 
Darte perdón , es delito; 
darle caftigo , es crueldad: 
aquí , á pefar de mi fama, 
me eftá llamando el amor; 
aquí , á pefar del dolor, 
la Jufticía es quien me llama: 
A un riempo fin mi , y conmigo 
balanzas mis manos fon; 
en éfta pongo el perdón, 
en éfta pongo el caftigo: 
Ya no puede haver malicia 
en el pefo que difpufe, 
pues donde la pluma puíe, 
ha cargado la jufticla. 
A mi doíor eíla vez 
no havrá confuelo que quadre, 
pues mas que la voz de padre, 
peso la pluma de Juez. EjcríheM 
Quh mucho , fi en el cruel 
dolor de mi fentimiento, 
centro es de la voz el viento, 
y de la pluma el papeJ ? 
La hoja ai voto he de bol ver, 
jio haga el exemplar mi pena, 
€\\it fi un padre le condena, 
un contrario qué ha de hacer ? 
Aora votad vos. Lelic, Que añada 
dolor á dolor , es fuma 
fuerza , y que empuñe la pluma, 
quando debiera la cfpada: 
Eütrc colera , y templanza, 

yo 



22 Las Armas de 

yo me enfreno , y yo me irrito, 
que vengarme por efcrito, 
venganza es , mas ruin venganza: 
y fcrá acción mal diftinta, 
aunque Roma fea mi madre, 
que vierta fangre mi padre, 
y yo la lave con tinta: 
Y afsi , perdone eíla vez, 
que entre juez , y Cavallcro, 
para conmigo , primero 
fui Cavallero , que Juez, Efcribe, 
Ya firmé , y bolvi la hoja. 

Aurel, Votad vos aora , Enio. 

Enio, Qiié poco tendrá mi ingenio, 
que pcníar en tal congoja ! 
Pues íi aufcntarle confiíjo 
con mi voto , es cierto que 
como Juez , confegulré 
Jo que intenté como amigo. H/rr/'l^f, 
También yo he firmado. AureL Pues 
por fi alguno fe mejora, 
conferido , leed aora 
los votos de todos tres. 

Lee Relaf, Haviendo confiderado 
de Coriolano la fiera 
culpa , mi voto es , que muera» 
Aurelio , por el Senado. 
Atento á la gran proeza 
de Coriolano , y l'u altiva 
fama , mi voto , que viva 
es. Lclio , pot la Nobleza. 
Porque pague lo que á él debe 
la Patria , y no perdonado 
quede , de ella deserrado 
falga. Enio , por la Plebe. 
Los tres haveis áiCcováiáo.Lfvantanfe» 

Le'.io, Mi voto no hav que confiera 
en que viva. Aurel, Yo en que muera. 

Bnto, Yo en que vaya deftcrrado. 

Lelio, Que muera , es mucho rigor. 

Aurel, Que viva , es mucha piedad. 
Luego entre amor , y crueldad, 
no fera crueldad , ni amor 
el dcftierro. Lelio, Si hará tal, 
€|U2 mejor á quantos ven 
ferá perdonarle bien, 
que no caftigarle mal: 
\m deftierro á ral delito, 
ai es caíligo , ul es perdón* 



¡a Hermofura. i 

ReUt, Yo cumplo mí obligación 
fí los tres votos remito 
al General Eftamento 
de la Nobleza , y la Plebe, 
que es el que en difcordia debe 
dar al uno el cumplimiento. Vafe 

AureL MI efpcranza en eíío eftriva, 
que al ver tan fin cxcmplar 
mí voto , es fuerza ganar 
afeólos para que viva. Vafe, 

Lelio, No mal de fu juicio efpera 
mi voto lograrle , pues 
fabrá la Nobleza , que es, 
que viva para que muera. Vaf: 

Enio, El Pueblo fabrá , informado 
de mi , que para cumplir 
con no morir , n¡ vivir, 
elegí el ir defterrado: 
con que defpues Iré á dar 
cuenta á Veturla , de que 
ya que lo uno no logré, 
lo otro difpufe. Vafe, 

Salen Veturia , / Libia disfrax-adas , / ccn 
velos en el rofiro» 

Vetar, E\ pcfar 

de un amante corazón, 

que de los hados fe quexa, 

pocas veces , Libia , dexa 

quietar la imaginación: 

Üiia grave diligencia 

á Enio encargué , no he fabid» 

el efecto que ha tenido; 

y como es de la paciencia 

qualquier tardanza enemiga, 

me he atrevido disfrazada, 

y de efte velo tapada, 

a bufcarle , y que me diga, 

ya que fus ocupaciones 

lugar quizá no le han dado, 

lo que de ella ha refultado. 

Libia, A poco riefgo te pones 
de fcr conocida , pues 
en eííe tragc , y tapada, 
no tienes que temer nada; 
y para hallarle , eíla es 
la mejor hora , fupueíVo, 
que es la que fale el Senado, Caxas, 
en que es fuerza que haya cftado. 

Vetur. Efpera , qué fcrá eílo 



De Don Pedro Ca, 
át hacer faíva , y concurrir 

1 tanta gente á fus umbrales ? 
De gr in novedad feñales 
fon , no me atrevo á inferir 
qué ferá : pero allí viene 
Pafqum , y él me lo dirá. 

"^etur. Tente , que por ti podra 
conocerme, y no conviene 
que fepa quien foy. Libia, Diré 
que eres una amiga mía, 
que viene en mi compañía 
en bufca fuya : con que, 
no hablando tíi , como puede 
conocerte ? Ve tur. Dices bien. 
Suelven a tocar , y fale Pafquirt» 

Pafq» Gracias al gran Baco den 
mis anfias , pues me concede 
no fer guarda , a. cuyo fin 
vlíitarle folicita 
tni fed en qualquier Hermíta 
que encuentre fuya. Libia, Pafquin ? 

Pafq, Libia , por quien cierto hombre 
dlxo en fraíTe no muy vana: 
Libia , que ya de liviana 
tienes la mitad del nombre: 
qué es aquello ? Libia, Qué ha de fer ? 
que viendo que no me vias 
en tantlfsimos de días, 
de ti procuré faber: 
y diclendome eíTa amiga 
que te havia vlílo aquí, 
que vlnleíTe , la pedí, 
conmigo. Pa/q,l<So sé fi diga, 
que mientes , porque es en vano 
perfuadlrmie á que ignoraba 
nadie , que nombrado eftaba 
por Guarda de Corlolano. 

Líbia,'De Corlolano? 

^a/q, SI. Libia, Pues 
como la guarda has dexado ? 

P<i/^. Como haviendoie facado 
de la prifion , fuerza es 
que fobren las Guardas. Fetur» Cleloi, 
qué oigo? Sacado le han ap„ 
de la prifion , que ferán 
{ quien io duda ? ) mis defvelos; 
pues facarle á él de prlfion, 
y no verme Enlo fu fiel 
amigo 3 de Irfe con él 



cron de ¡a Barca, 23 

bailantes Indicios ion: 
íín duda él la diligencia 
hizo: pregúntale mas. 

Jaihia, Ya que difculpa me das 
de faltar de mi prcfencla, 
díme , cerno le han íacado, 
quando , quien , como , y qué ficíla, 
porque á él le faquen , es eíla 
que oy hace todo el Senado ? 

P^/^r. Qt-ié fíeíla, quien , como, y quando 
preguntas , fin reparar, 
que eíTe es mucho preguntar ? 
y mas para mi , que ando, 
con la falta del dormir 
muy frágil oy de memoria, 
y es muy larga aqueíía hlíloría. 

Jj,ibía, Tente , que no te has de Ir, 
íín que á las quatro razones 
cuenta dés. Pafq, Es fuerza ? Libia, Slt 

Pií/^. Señores , quien me hizo á mi 
contador de relaciones ? 
Defde el Parlamento alto, 
Libia , al baxo Parlamento, 
como íi fuera bayeta, 
baxb remitido el pleyto. 
Lo que allá fe confirió, 
no lo sé muy por exteníb; 
mas sé que flie fu refulta, 
que de donde eílaba prefo 
a Corlolano facaíTen, 
y al ion de los ínftrumentos 
le reílítuyeííen quantos 
honoríficos apreílos 
prevenidos le tenían 
para fu recibimiento, 
el día que en Roma entro 
coronado de trofeos. 
Quien le faco fue la Guria; 
quando , en el inflante mdnao; 
como , del laurél ceñido-, 
donde , al Trono mas excelfo: 
de modo , que de la mlfmd 
fuerte que le recibieron 
triunfante , fe bu el ve á. ver 
de la prlfion libre en medio 
del Senador propletirlo, 
y el iubilltuto del muerto, 
haciendo oy las ceremonias 
que entonces f^ huvieran hecho. 



24 Armas de 

íi aquella mala mtigcr 

de Veturia , con extremos 

tan ducliftas , no le huviera 

en tanta dcfdicha pucfto: 

hafta aquí sé , dcídc aqui 

bufca á otro majadero, 

que te diga lo demás, 

íi no te baila oír al Pueblo::- 
Dent, voces. Viva. Senado , que fabe 

dar á las villorías premio. Caxai» 
Verur, Quien creerá, que hay cafo en que 

oír baldones agradezco ? 

Libia , dimc fi es verdad 

Jo que cícucho , y lo que veo, 

porque fer dicha , y fer mía, 

fcr gozo , y no fer ageno, 

implica contradicción: 

libre Corlolano , Cielos ? 

libre , y con nuevos honores 

ceftituido á fus puertos ? 

defengañamc tu , dime, 

íí es cierto , Libia ? Libia.Y tan cierto, 

<]ue fín fer la enamorada 

yo , defde aquí lo eftoy viendo: 

pues para que lo vean todos, 

el Capitolio han abierto: 

rofslegatc , que no es bien 

te defcubran tus afedos; 

y mas quando todo el vulgo, 

con el general contento 

de fu perdón trae en tropas 

mugeres , y hombres, di icndo::- 
Tcdoí, Viva Senado , que fabe 

dar a las viclorías premio. 
Salón ffgio y y en el foro un Trono ^ y en el 
Cnriolano con manto , laurel , y baJJon ,y ^ 
fus lados Aurelio , Lel'to , En'to el Kela- 
tor falen todas las mugereSy 
y hombres, 
Cortol, Fortuna , íí por aíTunto 

de tus variados fuceíTos, 

me ha elegido lo inconftante 

de tu condición , á efcfto 

tic que fe acrifole en mi 

fer verdad aquel proverbio, 

de que es un fucño la vida, 

paíTandome tus extremos 

á prcfo de viétorlofo, 

y á vIcloriofQ de prefb; 



la Hermofara, 

fu fpendete en eílc engaño,- i 

íi quiera por un momento; i 

y conténtate con darme 

al partido de que fueño 

la felicidad con que 

á verme triunfante buelvo. 

Aurel, Publicad , para que conílc 
á toda Roma , el decreto, 
que en fu rcmifslon ha dado 
el General Eftamento. 

Vetur, Oye , Libia , por íi oírlo 
añade gozos al verlo. 

Kelat, Sepa Roma , y fepa el Orbe, 
que Plebe , y Nobleza , atento 
á que no es jufto , que queden 
tantos fcñalados hechos, 
como debe á Coriolano 
la República , fin premio, 
principalmente en la rota 
del ultimo vencimiento 
del Sabino , cuyo triunfo 
entonces quedo fufpenfo: 
Sepa Roma , y fepa el Orbe, 
que Plebe , y Nobleza , havíendo 
recufado el primer voto, 
le dan por libre , y abíuelto 
de la pena capital 
de muerte , y añaden luego, 
que proíiga el adquirido 
triunfo , con que fatisfecho 
ya una vez en lo que toca 
á quanto es merecimiento, 
convienen con el feoundo 
voto de que viva ; pero 
que no viva dcfpenado 
tanto , como en el tercero, 
el deílícrro le permite; 
porque ha de fer el deíllerro 
con circunftancias , de que 
íirva á otros de efcarmiento, 
no dexando fin caftigo 
el oíado atrevimiento 
de haver alterado á Roma, 
de havcrfc al Senado opueño, 
convocado la Milicia, 
V fobre un Senador muerto, 
difpettado las fofocchas 
de quererla hacer imperio: 
y afsi determinan , que 



De Don Pedro Calderón de la Barca. 



25 



'fucccda al triunfo el deftierro, 

arrojándole de si, 

de los honores depuefto; 

pues fí mereció ganarlos, 

ya le ha pagado con ellos, 

y debe cobrarlos , pues 

también mereció perderlo*; 

con que , emancipado hijo 

de la Patria , y de fus fueros 

oy defnaturaHzado, 

eftablecen , que al momento 

que vea el Pueblo , que á deberle 

nada le queda fu acuerdo, 

degradado del laurel, 

véngala , y eftoque , íiendo 

el pregón de fus delitos 

los pavorofos acentos 

de dcftempladas fordinas, 

y roncos parches funeílos, 

le faquen de los diftritos 

de toda Roma , y cxpuefto 

al arbitrio de los hados, 

le dexen en los defiertos 

montes fuera de fu raya; 

y para que en todo tiempo, 

por donde quiera que fuere, 

lleve las feñas de reo, 

los hierros de la prifion 

fean teftigos de fus yerros; 

diciendo , premio , y caftigo, 

fin venganza , y con cxemplo, 

pena de fer fofpcchofo 

el que no diga con ellos: 

Viva Senado , que fabe 

unir caftigos , y premios. 

'odos. Viva Senado , que fabe 
unir caftigos , y premios. 

ttur, Ay Libia ! bien temí yo 
fer mi dicha devaneo. 

orieL Ay fortuna! bien temí, 
que era mi ventura fueño. 

urel. Yo , aborrecido hijo ( mal 
dixe , que en deshonor puefto, 
no debe llamarte hijo, 
ni aun el aborrecimiento. ) 
Yo, Coriolano , te pufe 
el laurel , que en otro ricfgo 
te quité , por darte vida, 
y aora a quitártele buelvo^ 



porque te mate el dolor; ^itafiie. 
que para mi fentímlcnco, 
mas que verte degradado 
de él, verte quiííera muerto» 
LeJio. Mi padre te dio el eftoque, 
que ofado contra fu pecho 
efgrimífte ; y aunque á mi 
quitártele toca , quiero ^itafiled 
trocarle al bafton , porque 
no fe píen fe , que es á efedo 
de dexartc dcfarmado 
para ral venganza , puefto, 
que donde quiera que fueres, 
feguirte , y matarte tengo. 
Enio, Yo , Coriolano , la eípada, 
por la obligación del puefto, 
te quito ; pero entendido ^ítafiís» 
tén , que con ella me quedo, 
para emplearla en tu favor, 
íiempre que fe ofrezca hacerlo. 
CorioU Cielos , qué dolor que Iguale 
á mi dolor havra ? Vetur, Cíelos, ap, 
qué tormento havra que pueda 
medirfe con mi tormento ? 
ReJat, Aora , Efquadras , que nombradas 
eftals para el cumplimiento 
de la ]ufticla , pues yo 
como Filcal os le entrego, 
defpoíTeldo del Trono, 
y las Ijifigaias depuefto; 
al fon , como antes fe dixo, 
éde fúnebres Inftrumentos, 
llevadle, hafta quedar fuera 
de todos los lindes nueftros. 
Tocan cmxoí fordinAs defi^mpladaé* 
Y para íeguridad 
de que no conmueva al Pueblo, 
fobre afianzadas prifiones 
llevadle , el roftro cubierto; 
que para faber quien es, 
bafta que vais repltlendo::- 
El Toioi. Viva Senado , que fabe 

Caxas» 
Vaft. 
Vaíe. 
Vafe. 
VAfe. - 



unir caftigos , 



y premios% 
Magcr I, Qué laftimal 
Otra, Qiié defdicha ! 
Otra, Qué pena I 
Otra, Q^ié defconfuelo ! 
Lelio, Retiróme , no fe entienda, 
que en fu caftl^o me vengo. Vaft. 



76 Las Armas de 

Enio, Quien , por no oírlo , cnfordccícra! 
iíwtf/.Quícn cegara, por no verlol Van/e, 
Sold, Vén , y á lo que cxccutamos 

difculpe el que obedecemos. Sordinas» 
Coriol, En fin , hijo aborrecido. 
Patria , me arroja tu centro, 
como bruto á las montañas, 
como fiera á los dcfiertos ? 
Pues teme , que como fiera 
rabiofa , que como fiero 
bruto irritado , algún dia 
me buelva contra mi dueño. 
Todes, Viva Senado , que fabe 
unir caftigos , y premios. 

Cubrenle el r»/iro , y llevante, 
Vetur, Oid , efperad. ¿/¿'/j.No , feñora, 
des , con fcgundo defpeño, 
a toda Roma fegundo 
efcandalo. Vetur, Cómo puedo 
dexar de darle cumplido 
el numero al fufrimlentó ? 
Dexame , Libia , que vaya 
á morir con él. Libia» Todo eíTo 
es querer , que centra ti 
buelva el rigor. Hfrwr. Qué mas buelto, 
íí perdido Coriolano, 
«ípofo , alma , y vida pierdo ? 
O Júpiter , para quando, 
ya que me aíTuftan los truenos 
de cíías caxas , y eflfas trompas, 
guardan tus rayos fu Incendio 1 
O para quando , fortuna, 
es el Igualar Jos tiempos ? 
Siempre á mas la edad del llanto? 
íiempre Ja del gozo á menos ? 
Digalo yo , pues apenas 
v*i brujuleado eJ contento, 
quando vi patente el daño, 
uno inflante , y otro eterno: 
pues fiempre durará en mi 
de fu aufencia el defconfuelo, 
de fu defdoro el dolor, 
y de fu Patria el dcfpreclo: 
íi ya no es , que quando fepa 
donde haya tomado puerto 
fu derrotada fortuna, 
m¡ amor en fu feguimiento 
vaya a quebrarla los ojos, 
porque aun^e se , (¡uc fon ciegos. 



la Hermofura. 

fino finticre íu falta, 
fcntírá mi fentimiento, 
quando , á pcfar de fu Ira, 
y á opoíícion de fu ceño, 
oiga , que fin ella puede 
labrarme mi dicha , ficndo 
mi fuma felicidad 
folo el vér , que á verle buelvc^ 
y harta entonces , altos Diofes, 
Sol , Luna , eftrellas , luceros, 
planetas , fignos , y nubes, 
aire , agua , tierra , y fuego, 
aves , peces , brutos , fieras, 
montes , troncos , golfos , puerto; 
con laftima fuya , y mia, 
repetid con mis lamentos: 
Ciclos , b dadle venganza, 
b dadme paciencia , Cielos. Vaft 
Libia, Oye , aguarda , cfcucha , efpcr. 
tras ella iré , por fi puedo 
cfcufar fu precipicio. Vafe. 
Mutación de bofque^f /alen Ajirea^y Sahir, 
Sabirt, Donde , Aílréa , vas ? 
Ajlrea, Siguiendo 

tus huellas voy. Zabin, Pues aqu 
me efpera , que al punto buelvo. 
Ajirea, Detente , que no has de dar 
paíTo fin mi , que no quiero, 
que me fuceda otra vez 
el accidente , 6 el riefgo 
de hallarme fin ti , ch poder 
de los que apenas me vieroa 
Ir precipitada , quando 
defefperados bolvieron 
á que paíTaíTe la voz 
de dexarme en un defierto, 
perdida de vifta : y pues, 
a no permitir el Cielo, 
que huviera dado en las manos 
del Romano Cavallero, 
que te conté , prifionera, 
no huvicra á tus ojos buelto: 
no ferá jufto , que tanto 
de la fortuna fiémos, 
que otra vez nos dividamos, 
fino que en qualquier fuceíTo 
corramos una los dos; 
y afsl , donde fueres tengo 
de Ir contigo. Sahin» EíTe fraca/b, 

que 



De Don Pedro 

qué tantas veces ha vemos 
conferido , y cada vez 
fe buclvc á quedar entero, 
flie el defmán , que ocaíían3 
caer tan pavorofo yelo 
en todos los corazones, 
que defmayados , bol vieron 
á abandonar lo ganado, 
defcaecíendo los alientos; 
Y íiendo afsi , que cobrados, 
oy alojados los tengo 
por todos eftos Villages, 
hafta Incorporar con ellos 

, las nuevas reclutas , que 
de toda Sabinia efpero, 
parj acabar de una vez, 
6 bien vldorlofo , b muerto, 
• con aqueíTe Corlolano, 
que de la cftrella heredero 
de Romulo , fobre mi 
tiene dominante imperio: 

i' qué mucho que arrebatado, 
Aftréa , en efte penfam lento, 
cfpia yo de mi mifmo, 
mandaííe á los que vinieron 
conmigo , que me dexaíTcn 

/, folo , porque entre lo efpefo, 
mas dlfsimulado pueda 
reconocer el terreno, 
por donde logre mejor 
cobrar el perdido encuentro? 

4firéa, Si , mas haverte abanzadfo 
hada tocar los extremos, 

I que dividen vaííallage 
entre el Romano , y el meílro» 
no dexa de fcr arrojo 
mas temerario , que cuerdo: 
yo no he de dexartc en él, 
y afsl elige , porque tengo 
de llevarte , 6 Ir contigo. 

Sabin, En rara duda me has pueftó, 
que irte conmigo , es peligro, 
é ir yo contigo , es receloj 
y afsl , no sé qué te diga, 
fino es que en decir refuelvo::- 

DentrQ voces. Ya que fuera de la raya, 
que es el orden que traemos, 
queda , á retirar , Soldados, 
que citamos en mucho ricfgo. 



Calderón de la BarcM. 27 

fi en fu termino nos íícnten 
los Sabinos. Ruido de cadtnan 

Dentro Coriol. Piedad , Ciclos. 
Dentro voces. Ellos te amparen , pues vés, 

que nofotros no podemos. 
Sabin, Has oído unas lexanas 

voces , que la mía impidieron ? 
A0rea, No tan folo las he oido 
mal pronunciadas del eco; 
mis de ruido acompañadas, 
como de arraftrados hierros 
de priíiones. ^ahln . Bu el ve á cfcuchar, 
por íí algo entender podemos. 
C<?r.Ay de quié nace á fer trágico exéplo, 
que á la fortuna reprefenta el tiempo ! 
Sabin, Quédate aquí , por tu vida, 
mientras voy á vér qué es efto. 
Afires, No foy tan poco curiofa, 
que también no quiera verlo. 
Sabin, Un hombre , mejor dixera 
un horror , acia allí veo, 
que mal esforzado , ya 
tropezando , y ya cayendo, 
cubierto el roftro , ligadas 
las manos , y los pies prefos, 
baxa torpe. Sale Coriolane» 

'/jJirea.QuQ cfpcramos, 

que no le reconocemos ? 
Sabin, Homhtt infelicc , quien Crcs ? 
Coriol, Soy el aborrecimiento, 
la ira , la faña , el rencor, 
la ojeriza , el odio , el ceño 
de aquel réprobo deftino, 
que hizo verdad el concepto, 
que teatro del hom bre , al hombre 
llamo , pues en mi fupucílo, 
midió las diílancias que hay 
de lo profpero a lo advcrfo: 
ay de quien nace á fe r trágico excplo, 
que á la fortuna rcprefc nta el tiempo! 
Aftrea, Qiié aguardo quitarle al roftro 
la venda ? -Cielos , qué veo ! 
Defcubrele el rofiro, 
Coriol, Cielos , qué miro ! Afirea, Sí es 

iluíion ! Coriol, Si es devaneo ! 
Sabin, Qiiicn eres , hombre , me di, 

fin retóricos rodeos. 
Coriol, Cómo he de decir quien fov, 
í¡ aun de quien fui no me acuerdo? 
D 1 Afirea. 



28 Las Armas de 

Aftrca. O es él , b naturaleza 

de él le copió. CorioU Sí , ella es« 

Ajirea. Pero 

como es pofsíble fer é!, 

de tal fauílo , en tal dcfprecío ? 

C oriol. Mas no ha verme conocido, 
fcgun eftoy , ferá cierto. 

Sabin, En vano te efcufas , di 
^ulen eres ? 
Salen Emilio , Soldado , y Fafqtíin. 

Emih Llega. Sabin, Qj-ic es cflb ? 

fafq, Eftarme moliendo á coces. 

jBw//.Qiie hallado en el monte havemos, 
defmandado del camino, 
efte hombre , y te le traemos 
por fí es efpia. Pafq.Te engañan 
en que defmandado vengo, 
porque antes vengo mandado; 
y es el cafo::- Sabim Di. 

Pa/q,Qiie haviendo 

dexado aquí á Corlolano::- 

Sabin, Qiié oigo ! Apea, Qué cfcuchol 

í'^/q» Temiendo, 

como vendado quedo, 

que no dé en algún defpeño, 

me mandaron que bolvleííe 

yo á defvlarle , hafta que pucfto 

en real camino , b fegura 

fcnda quede : fí efto es cierto, 

dígalo él , que al verle ya 

entre gente , y defcublerto, 

fin rlefgo de defpeñarfe, 

paflb entre paíío me buelvo. 

Emil, Tente , que no te has de ít» 

fa/q, A mi me eftará bien eíTo, 
ü apoftata de Soldado, 
íín nota de tornillero, 
cntr^ uftedcs , mogrollo 
de Corlolano me quedo. 

'Sabin, Tu eres Corlolano ? Coriel, Si, 
que uno es que calle el filcnclo, 
y otro que mienta la voz. 

JJfrea, Que dudo ? pierda el recelo 4^. 
de íi es , b no , que bien cabe 
en los humanos fuceíTos 
el dexarlc allá triunfando, 
y hallarle aquí padeciendo. 

Sabin, Aquí hay traición : quien , fí crCS 
Corlolano , di , ce ha pueílp 



la Hermofura. 

en tal defdicha ? CorioK Es tan noble! 

mi delito , que no quiero 

dexar á la prefuiKlon 

la fofpecha de no ferio. 

Una Dama fue mi ruina, 

que el verla con fentimient© 

baftb , para que en favor 

fuyo hlcleííe tal empeño, 

que dio ocaííon á que de él, 

unos á otros fucediendo, 

tantos refultaílen , como 

mirarme por ella prefo, 

por ella defpoíTeido 

de mis Iníígnias , dcpuefto 

de mis honores , echado 

de mí Patria ; y como agena 

hijo emancipado fuyo, 

negado á fus privilegios, 

embíandome defterrado, 

con viles feñas de reo, 

hafta facarme de todos 

fus dIftrItO€. Afirea, Qué oigo, Cielos; 

por una Dama ? fin duda, ap. 

que quien era yo fabicndo, 

no haverme hecho prifionera, 

fon los cargos que le han hecho. 

Sabin, Bien penfarás , que yo he eftado 
efcuchandote fufpenío, 
en orden á que me havrán 
compadecido fuceíTos 
tan eftraños , pues no , que antes 
me han ofendido , creyendo, 
que todo efto es traición 
( valgome de efte pretexto, api 
para acabar con él , pues 
no tiene otro eficaz medio 
vencer una opuefta eftrella, 
que (feftruirla el objeto ) 
y afsl , antes que la logres, 
fi Introducirte es á Intento 
de darme muerte , á mis manoí 
morirás. Aftrea, Tente. 

Sabin. Qué es efto ? 

tu á mi enemigo defiendes, 
Aftrea ? Aftrea, Yo le defiendo^ 
Sabinlo , porque es á quien 
libertad , y vida debo, 
fea Corlolano , b no; 
el Romano Oavallero^ 



De Don Pedro Calderón de la Barca, 



es , que a mi nombre le tuvo 
tan decorofo refpeto, 
que á mi mífma me emblo, 
á mi mifma ; y fi por efto 
padece , como lo mueftra 
claro fu caftigo , puefto, 
que donde él me emblb a mi libre, 
es donde a él le emblan prefo: 



5? 



mira íi en obligación 



de defenderle eftoy. Sabin. Siendo 
tuyo el refpeto , mal puede 
íer mío el fentimiento: 
qué efperaís ? Llegad , quitadle 
las prlíiones. Coriol, Ya no debo ap. 
quexarme de ti , fortuna, 
pues íí una muger me ha muerto, 
otra me ha dado la vida: De rodillas^ 
A tus píes::- Sahin, Alzad del fuelo, 
y ofrécele á Aftréa , pues es 
fuyo el agradecimiento. 
torioU Sí al nombre de la deidad 
poftrado rendí el obfequío-, 
qué haré á la deidad , el día 
que obra milagro tan nuevo, 
como hacer de un defdichado 
un dichofo , fino puedo 
hacer mas , que haver traído 
las cadenas á fu templo ? 
ifirta» Que el tiempo me diría el tuyo, 
también dixe yo , añadiendo, 
que fíes de mi ; y pues ya 
cumplió fu palabra el tiempo, 
también íabré yo cumplir 
la mía , reftítuyendo 
los pueftos , y los honores 
de que ingrata te ha depuefto 
tu Patria. CorioL Con folo uno, 
feñora , fi lo merezco, 
no havré meneftcr tener 
mas honores , ni mas pueftos. 
(i/írea.Qué es ? que yo, en fe de fu amor, 

por Sabinlo , te lo ofrezco. 
$abin» Yo por ti : qué es ? 
Coriol, Que me admitas 

por tu Soldado á tu fueldo; 
y efto , por penfar , que es mas 
férvido tuyo , que premio 
mío , pues fi vo uní "/ez, 
á mi venganza rcfuelto,^ 



tomo , Sabinlo , las armas 
contra Roma , m? prometo 
(bien como ladrón de cafa, 
que sé lo que incluye dentro ) 
ponerla á tus plantas , folo 
con que fepas , que es intento 
vano , querer por aproche 
rendir fus muros fobervios, 
pues folo pueden rendirla, 
mas domado el ardimiento, 
que las iras del aíTalto, 
las paciencias del aíTedío. 
Contra ti defendí el puente, 
que es llave de fu comercio, 
el día que á tus Soldados 
les fue undofo monumento 
el ciego efguace del Tibor; 
y fi oy , al contrario intento^ 
invadirle en tu favor, 
cortados los baftimcntos, 
es fuerza darfe á partidos. 

Sabin, Si es admitido proverbio, 
que el bueno para enemigo 
íerá para amigo bueno, 
no dudo con tu valor 
el verme de Roma dueño. 

Coriol. Pues al arma. Sabin,Viies al arma» 

Coriol, Vea el mundo::- 

S^^m. Admire «1 Cielo::- 

Coriol, Y llore Roma en fus ruinas 
■mi injufto aborrecimiento, 
quando de un inftante á otro, 
fi antes dixe en mis lamentos, 
ay de quien nace para fcr exemplo, 
que la fortuna reprefenta al tiempo l 
diré aora con vueftro amparo::- 

Sabin, y Afirea, Todos contigo dlrénws: 

Tcí/oi.Feliz quié vino á fer glorloío epleo 
de fu venganza, y del aplaufo nucílro. 

JORNADA TERCERA. 

Suenan caxat , y falen en trepa hcmbret , ^ 
muger es Aurelio como detenien4^l£Jp 

Todos, Entreguefe la Ciudad, 
y como nos aíTeguren, 
capituladas , las vidas, 
Sabinos de Roma triunfen. 

Aurti» 



^ Las Arma$ de 

Aurel, Invido Romano Pueblo, 
ya que de heroico prefumes, 
quando tu fama inmortal 
á par de los aftros luce, 
no á la fortuna te rindas, 
poc mas que opucfta te injurie, 
que es fácil deidad , y es fuerza, 
que por ínftantes íe mude. 

Bnto, En vano es , Aurelio , en vano, 
el que remitir procures 
nueílra ruina á la efperanza, 
que ya en nofotros inútil 
fu confuelo es. 

AureU Cómo ? Bnio, Como, 
dexo á parte , que rehufe 
(puedo que nadie lo ignora) 
Sabinio vencer la cumbre 
del monte , y embifta el puente; 
Dexo ignorar quien defcubre, 
donde la flaqueza eftaba 
de fus cftrivos , é influye 
en él , que apenas fu gente 
la cfpalda del plan ocupe, 
quando empezando á picarlos, 
eche voz de que fe hunde: 
Dexo , que los nueftros , viendo 
quanto es fuerza que fludüen, 
y los fuyos quanto es fuerza, 
que ya empeñados , prefumen 
t:ner retirada en vano, 
unos , y otros fe confunden, 
con que por falvar las vidas, 
unos lidian , y otros huyen: 
Dexo , que ganado el puente, 
cortándole , nos defune 
de los vecinos comercios, 
que el baftimento conducen; 
y voy á que la efperanza 
de que el valor nos ayude 
á refiílir fus aíTaltos, 
es precifo que fe fruílre 
al nuevo , al eftraño modo 
de íiriar , pues fe reduce, 
fin militar difcíplina, 
á victoria tan íin luílre, 
como vencer no peleando. 
Digalo , el que quando cubren 
nueftras campañas fus hueftes, 
en vez de que nos aííuílcn 



la Bernjofura. ¡ 

en los muros fus cfcalas, ' 
no íolo al aííalto acuden, ! 
pero á lo largo difponen 
fus prontas folicitudcs, 
que á opoficion de la Plaz¿ 
otra población fe funde, 
fortifícandofe contra 
la Ciudad , íín que procuren 
hacer mas hoílilidad, 
que el hambre , que nos confum 
Yo , por hacer la civil 
muerte del afledio iluftre, 
de íitiado á fítiador 
paflando , íalir difpufe 
con la mejor gente , que 
nombrar por entonces pude, 
á romperle en fus quartclcs, 
quando las fombras lúgubres, 
por las exequias del Sol, 
hacen que el aire fe enlute» 
Apenas las centinelas 
nos fintieron , quando acuden 
á las fortificaciones, 
para que en ellas fe oculten, 
mas que á quitarnos las vidas, 
á guardárnoslas : quien fufre 
gozar la vida á merced 
del mifmo , que la deftruye ? 
Quien fufre , que á un mifmo tlemp< 
de tan nuevas armas ufe, 
que procure deshacernos, 
y confervarnos procure ? 
De fuerte , que haíla , que el Alv; 
en fus primeras vislumbres 
fue recogiendo las fombras, 
y dcfplegando las luces, 
retándolos de cobardes 
en cfl'a campaña eftuve, 
fin obligarlos á mas, 
que á que encerrados , fe burle 
fu ardid de nueftro valor, 
que aunque embefl:irlos propufe, 
en vano fue , pues tan altas 
fus nuevas trincheras fuben, 
que á poco efpacio han de fcr 
fus obras muertas las nubes- 
Grande Oráculo , fin duda, 
les ínfpira , les ínílruye 
en que Roma fer no puede 

rcn- 



De Don Pedro Calderón de la Barca. 



rehdlíia a la fervídumbre 
de otras armas , que no fean 
I las propcnfiones comunes 
de humanos fueros , que no 
hay ruina que no diTculpen; 
mayormente no teniendo, 
como ellos pelear repugnen, 
ni focorro que nos venga, 
ni auxiliar que nos ayude, 
I' ni enemigo que nos mate, 
iil campo que nos fepulte; 
y afsl , qué mucho que el Pueblo 
una , y otra vez pronuncle::- 
9dos. Entreguefe la Ciudad, 
y como nos afleguren, 
capituladas , las vidas, 
Sabinos de Roma triunfen. 
ureL O Cielos ! pues fols píadafos, 
haced que un rayo aprefure 
los términos de mi vida, 
porque eftas voces no efcuche, 
obligándome á cjue fea 
forzofo que capitule 
d pedirfcla á quien sé, 
que la aborrece : mas util 
no es perderla íín pedirla, 
que no , quando me aventure, 
pedirla para perderla ? 
V/»r^ No, Aurelio , ni es bien que dudes 
quan hija de la nobleza 
es la piedad , ni te aíTuíle 
el ver que foy la que ayer 
a mí voz en arma pufe 
á Roma , y que oy á mi vot 
en paz ponerla procure, 
que no hay vlvora , por mas 
que en flores fe difslmule, 
que no efcupa la triaca 
contra el veneno que cfcupe; 
ni las mífmas flores hay, 
que no den , rojas , b azules, 
toíígo á la araña amargo, 
y miel á la abeja dulce: 
Y pues virtudes , y vicios 
de una caufa fe producen, 
qué mucho que de una mlfraa 
voz fer la lengua refulte, 
vlvora para los vicios, 
y ñor para las virtudes ? 



No es defalre del valor, 
ni es bien que por tal fe juzgue 
ceder á mayor violencia 
fortunas , que el hado Influye. 

Y pues ya nueftras defdichas 
claramente nos arguyen, 

que donde la Induftrla crece, 
el valor fe difminuye, 
á la piedad apelemos: 
Sabino es Rey tan íluftre, 
Aílréa tan generofa 
Reyna , la gran muchedumbre 
de fu Exercito tan noble, 
que no dudo que fe ajuíle 
á que las vengue el amago, 
antes que el golpe executen. 
Sabina foy de nación, 
experiencia de ellos tuve, 
que jamás con los rendidos 
ufaron Ingratitudes: 
y quando no fea , qué vamos 
á perder en que nos dure 
la efperanza , lo que tarden 
los contratos del ajufl:e ? 

Y vamos á ganar , que, 
oyéndome , no te efcufe 
la malicia , quando diga, 
que daño , y remedio truxe, 
y perfuadír pude el daño, 

y que el remedio no pude# 
Todos» A precio de que vivamos, 

Sabinla de Roma triunfe. Vanfe. 
Lelio, Dicen bien , trance forzofo 

es de guerra , que fe efcufcn 

las muertes de tantas vldas^ 
Jui í/. Pues para que no me culpen, 

que no me rendí á con fe jo 

tan de todos , defarruguen 

blancas vanderas de paz 

los mas altos balauftrcs, 

que yo mlínio , pues no es bien, 

que ningún rlefgo rebufe, 

de parte Iré del Senado, 

a ver í¡ á paz fe reduce 

el Siblno. Fafe» 
Lelio» Y o entre tanto, 

el tumulto que confunde 

á voces el aire , haré, 

que aguarde lo que refulte. Vafe^ 

Vetur. 



3^^ Las Armas de 

Vetur, Enlo , has tenido notlcía::- 
Enio, Antes que me lo preguntes, 

poique el mío , y tu cuidado 

en cl camino fe junten, 

te digo , que dcíde el día 

de aquella gran pcfadumbre 

de fu ín felice deílicrro, 

de Coríolano no Tupe. 
Vttur, Ni yo , mas de que mi llanto 

no es pofsible que fe enjugue, 

hafta que fcpa que vive, 

y que conftante le bufque 

en cl mas remoto clima. 
Enio, Forzofo es que difsimules, 

y que también con el Pueblo 

tu voz , y la mía divulguen::- 
Ellos roc/o/. Entreguefe la Ciudad, 

y como nos aíTeguren, 

capituladas , las vidas, 

Sablnia de Roma triunfe. Vafe» 

Mutación de muralla , y falt Corielano 
de Soldado* 
Coriol, Ingrata Patria mia, 

llegó el fatal , llegó el infáufto día, 

oue ha íído en mi efperanza 

linca de tu caftigo , y mi efperanza: 

Oy , hidra material de íicte montes, 

en quien el Sol doró fíete orizontes, 

de tus fíete gargantas 

fíete cervices poftraré á mis plantas» 

Un hijo aborrecido, 

de fu paterno amor deílituldo, 

un hijo defdichado, 

de fu paterno amor desheredado, 

es oy el que te aflige, 

íicndo fu agravio quien fu efpada rige: 

Y pucfto que rendida, 

ultimo parafífmo de la vida 

es va qualquler inflante, 

á Inftantcs efpcrando que arrogante, 

intrépido , y fevero 

cl embotado acero 

de la fed , v la hambre, 

corte de tantos hilos el cftambre; 

piedad de mi no efpcrcs, 

fepa mi ofenfa , que á mi ofenfa mueres» 
Salen Sahini^ , / Afirea* 
Sahin, Invido Coriolano, 

noble Sabino ya , que no Romano, 



la Hermofara, 

qué novedad la de eíla noche ha fidc 

cuyo callado ruido 

me dcfvcló en mi tienda ? 
Congl, Nada, fcnor, que tu opinión ofe 
/í/?rM.Dinos qué ha fído,y lo que fuer< 
Coriol, Sabinio Marte , y celeftial Aftn 

una fallda hicieron 

de la Ciudad algunos que quifíeron, 

J'a las vidas perdidas, 

a precio del valor vender las vidas; 

mas nofotros entonces , retirados 

á los muros , que fuera eftán labrado 

burlamos fus dcícos, 

pues fín lograr el fin de fus trofeos, 

como folos fe hallaron, 

á la Plaza otra vez fe retiraron. 
Sdbin, Pues embeftirlos, di, mejor no fu 

y adelgazando fuera 

el numero la muerte 

de los contrarios ? 
CortoU No , la caufa advierte: 

Si tu , feñor , vinieras á hacer guerra 

fín mi á Roma,que sé lo q en si encie 

ya el pafío de los montes tranfccndld» 

por el puente , y el puente demolido, 

en tu copiofo Exercito fiado, 

huvicras á fus muros arrimado 

los caftillos , que errantes 

fe mueven fobre efpaldas de elefantes^ 

los armados copetes, 

ya los fuertes arietes 

huvieras á fus puertas dado , luego 

diluvios de metal , orbes de Riego 

hurieras nuevo ]upiter llovido, 

en cuya ardiente lid huviera fido 

arbitro la fortuna, 

llena , y menguante Imagen de la Lu 

y quando los vencieras (que no hicict 

a gran corta de íangre los vencieras: 

Mas viniendo conmigo, 

que íby , en fin , domcííico enemigo, 

vencer , feñor , á menos cofl:a efpero; 

lidíelos la paciencia , y no el acero. 

A Roma en efta,que es fu edad prime 

fín propíos baftimcntos confidera, 

pues dentro no los tienen, 

fí de los comarcanos no les vienen: 

luego pueden peleando 

vencernos , y no pueden cfperando, 



De Don Pedr9 Calderón de la Barca. 



1 día que íintíendo tus caílígos, 
[án menos que temer mis enemigos; 
' afsi , no los maté , que efta vídoria 
in fangre ha de efGrlblrla la memoria; 
' Cm dar parte alguna 
la neutralidad de la fortuna. 
/«.Bien de tu ingenio, y de tu esfuerzo do 
il Impetio , mi Corona , y mi alvcdrio: 
ame , dame los brazos, 
uyos eftrechos nudos , cuyos lazos 
odrá con golpe fuerte 
omperlos , defatarlos no , la muerte. 
ea, Y yo , Sabino nuevo, 
arte con mas razón mis brazos debo, 
ue ya he íabido que Infelice eres, 
or valer el honor de las mugeres. 
íol, Efíc Informe mi dicha contradice, 
>ues por ellas he íido tan felice, 
orno á tus píes vencido de mi eftrella 
1 ceño dice : O quien , Veturia bella, 
ontigo la fortuna en que me veo ap^ 
artir pudiera , ó ya que efte defeo 

es pofsible pudiera 
lacer que la fevcra 

arte que de efte general caíllgo 
í alcanza , la partieras tu conmigo: 
ozaramos , íincieramos Iguales 

1 bien que tengo, y el pelar que tienes; 
on que males , y bienes 

n dos fortunas tales. Clarín. 

vinieran á fer bienes , ni males. 
n* Qiié llamada fera efta, 

ue de la Ciudad han hecho ? 

w.Vandera de paz fofpecho, 

ue en el omenage pucíla 

emola. Sabin.^o deis refpuefta. 

oK Antes fi , feñor , te digo, 

ue el oír al enemigo 

unca inconveniente fue. 

n, Refponded , pues , fcpan que 

emprc tus ordenes figo. Clarm» 

Pajq, Sobre e^e muro Romano 

1 feña de paz , y abierta 
tu refpuefta la puerta, 

illb un venerable anciano: 

ue es fu padre callo en vano, ^p* 

«.Qué ferá aquefto? 

3/. Embaxada, 

1 que la Ciudad poílrada, 



fe quiere dar á partido. 

Sabin, Llegue. f^^fi Pa/quipt» 

Corto/. Licencia te pido, 

porque no me mueva á nada 
de piedad oírle. Sabirt» Eíío no, 
tu honor mi poder defca, 
•y quiero que Roma vea, 
que mas que ella te quito, 
he fabido divrte yo. 

Aftrta, EíTo es pagarle por mi 
la vida , que le debí. 

$abtn, A mi tienda , y folio vén, 
que en ella te vean es bien, 
y el aprecio que de ti 
hago ; tu confiante , y fiel 
con los dos cumple efte día; 
y pues caufa es tuya , y mía 
sé píadofo , y sé cruel: 
Eítoquc , Cetro , y L:iurél 
harán al Cielo teftigo, 
y á Roma , de que contigo 
parto mi Imperio , y mi Trono, 
que á quien perdonas perdono, 
y á quien caftli^as caftigo. Vaft, 

Coriol, ívícnos coníuclo afsi arguya 
Roma j pues antes podía 
remitir la ofenfi mía, 
y ya no podré la tuya: 
que no es bien , que me concluya 
el que ufe mal de honras tantas, y-ffi» 

Salen Aurelio , Pafquin , y dsfcuhre 'e uns 
Tienda Real con Trono , / fentado en él Co- 
riolano , con cetro , laurel , y efloqui^ 
y Aftrea , y Sabinio retirado/, 

Pafq, Allí efta , llega á fus plantas. 

Aurel, Invido Rev : m.is qué miro l 

Coriol. Difsimule lo que admiro. 

jíurel. Yo , quando , fi::- 

CorioU Qi]c te eípantas, 
y turbas ? Romano , di 
á qué has venido ? Aurel, Mo sé, 
porque todo lo olvidé 
en el punto que te vi. 

Coriol.Vues qué es lo que has vifto en mW 

Aurtl, He vifto en Real Teatro una 
Farfa alegre , é importuna, 
á donde el difcurfo advierte, 
que hizo los vcrfos la fuerte, 

y la traza la fortuna. 

E Ctriol. 



34 Las Armas de 

ConoI»Viics á admirarte te obligue, 

pero á enmudecerte no, 
Aurel^Vot cíío me admiro yo. 
Corinl, A que has venido ? Proíigue. 
AureL No mi Intento fe caftigue 

en ti , que al Rey vengo a hablar. 
Coriol, Pues yo eftoy en fu lugar, 

y con fu pod-^r eftoy, 

que General fuyo foy. 
Aiirel, Pues efcucha , á mi pefar; 

Roma , que fu heroica frente 

corona la azuJ esfera, 

en fu juventud primera 

Imagen es de una fuente, 

cuya apacible corriente 

junto al mar empezó á ver 

la luz , fin llegar á fcr 

efpejo de fu zafir, 

pues acabo de vivir 

á donde empezó á nacer: 

Salud , Sabino , te embla; 

y dice : que pues mayor 

aplaufo en un vencedor, 

€s ufar de bizarría; 

que de tus piedades fía 

la libertad fuya , quando 

vencedor te efta aclamando, 

pues en el marcial eftrucndo, 

mas que un Exercito hiriendo, 

^ence un Héroe perdonando* 

Y ya que la Deidad varia 

de la gran fortuna eftá 

tan de tu parte , fcrá 

defde oy tu tributaria: 

fu República contraria, 

unida defde oy contigo, 

dos glorias te da , dos digo, 

pues dos ferán foberanas, 

íi á un tiempo un amigo ganas, 

y pierdes un enemigo. 
Ct^ioK Romajio , aunque fiempre ha fido 

perdonar acción glorlofa, 

también acción generofa 

es vengarfc el ofendido: 

di á Roma , que yo he vemdo 

á deftruirla , y que afsl, 

jio efpere piedad en mí, 

porque no la he de tener, 

hafta verla perecer. 



la Herm^fura, 

Aurel, Eíío me refpondes ? Con»!, Sú 

Aurel, Bárbaro , que ya ha faltado 
á mi paciencia valor, 
donde eftá tu antiguo honor, 
de eftas canas heredado ? 

Coriol, Qué sé yo : de él dcfpojado 
Roma , madraftra cruel, ' 
me embió , fi Patricio fiel < 
quieres faber donde eftá I 
mi honor , ella lo dirá, l 
pues que fe quedó con él. | 

Aurel, Quedófe con la querella, < 
que tendrá de ti mi honor, 1 
con la nota de traidor, < 
tomando armas contra ella. ( 

Coriol, Fácil es fatisfacella. i 

Aurel, Y havrá razón que convenga i 
á quien fin honor fe venga ? < 

Cüriol, SI , pues me la facilita. ¡ 

AureKQiih ? CorioLQ^t fi ella me le qui i 
cómo quiere que le tenga ? j 
Fuera de que , el que he ganado 
me bafta á mi para honor. 

Aurel, Quien te dió tanto rigor ? 

Coriol, El padre que me ha engendrado « 
padre , y juez en un eftrado, * 
tal vez fue Juez , padre no: * 
qué mucho , pues , fi él falto * 
a fer padre , por fer Juez, < 
fíendo Juez , é hijo efta vez, ; 
que falte á fer hijo yo ? ! 

Aurel, El procedió cuerdo , y fablo, I 
pues exerció la Jufticia, . " 

caftiírando una malicia. " 

Coriol, Yo caftigando un agravio. « 

Aurel, H con la pluma , y el labio, i 
que lavó una afrenta , plenfa. • 

Coriol, Yo lavo una infamia inmenf; i 

Aurel, El con el extremo que hizo, * 
una culpa fatisfizo. * 

CorioL Yo fatisfago una ofcnfa. i 

Aurel, Qiilen te ha dicho , que es vala 
el fer uno vengativo? 

Coriol, Yo , que hafta cobrarle , vif 
fin aquel perdido honor. 

Aurel, Sí te arrojó por traidor 
Roma , y vengarte apeteces, 
doblada Infamia padeces, 
de que el ralfmo honor es Ju«i| 

pues' 



De Don Pedro Calderón de la Barca, 



pues por lograrle una vez, 
le havrás perdido dos veces. 
mol. Del Real manto defpojado, 
el eftoque defccñído, 
feco el laurel adquirido, 
y roto cl bailón ganado, 
todo , Romano , lo he hallado 
en quien fobre Roma cita; 
luego la infamia ícrá 
en quien honra foiicita, 
por darfela a quien la quita, 
quitarfela á quien la da. 
Por la luz , campaña pura, 
que á cargo mi caufa toma, 
que oy ha de fer la gran Roma 
de fus hijos fcpultura: 
no ha de haver piedra fegura 
en fus altos muros , no; 
y en vieado, que ya acabo 
lu fabrica peregrina, 
por no quedarme otra ruina, 
lloraré fu ruina yo. 
ureU Duélete de fus noblezas. 
?r/(7/.Nada mi agravio les debe* 
Hrel, Pues duélete de la Plebe. 
iriol. No fe movió á mis triftezas* 
urel. Duélete de lus bellezas. 
iriol, A ellas mayor parte alcanza 
de que logre mi alabanza; 
y en fin , pues que rodos fueron 
los que mi defdicha vieron, 
lloren todos mi venganza. 
urel. Qué no hay piedad ? 
iriol. No la efperes. 
'4rel, Mira , que Roma es tu madre, 
mira , que yo foy tu padre. 
mol. Tu has dicho , que no lo eres, 
I íi te creo , qué mas quieres ? 
¡ír.No hay remedio PCor.No fe aguarde. 
'drel. Aunque te aconfejes tarde, 
mira , ó joven Imprudente, 
I que fer con ira valiente, 
¡ no es dexar de fer cobarde. Vafe» 
í/^. Muy bien dcfpachado vá 
cl Romano Senador^ 

Salen Sabinio , y Aftrta» 
\Vm, Jamás vi tanto valor ! 
cmbidia á mis hechos da. 
Ver que una facción , que efta 



311 



con vifos de vengatrva, 
gloriofa a los figlos viva. 

Aftrea, Es digna de que inmortal 
en laminas de metal 
del tiempo cl buril la efcriba. 

Cortol, No te admire , 6 Palas iiucva> 
no te admire , b nuevo Maree, 
que eftando yo de tu parte, 
ib laftima no me mueva: 
íín que á perdonar me atreva 
de Roma la tiranía, 
mas por vueftra , que por mía: 
vive el Cielo , que ha de ver, 
Roma , fu inmenfo poder. Dent.ruUt, 

Vent, Enit, Hado , ampara al que fe fía 
de ti. Sabin, A otra gran novedad 
les obliga la congoja. 

Aflrea, Un Soldado es , que fe arroja 
del muro de la Ciudad. 

C oriol, Eftraña temeridad ! 
íín duda , de otro caftigo 
huye. SaleEnlo, 

Enio,, El Cielo fea conmigo: 
eftá Corlolano aqui ? 

Cor, Su Ento,Vucs oye aun tic mpo en raí 
á un amigo , y enemigo: 
Amigo , pues ¿upe apenas 
de las nuevas , que tu padre 
llevo de ti , que Sabinio 
contigo fu Imperio parte, 
quando con cl alboroto 
de verte honrado , y triunfante, 
apelé á que la refpucfta 
del Senado nos llevaííe, 
para hablarte , y para verte, 
facilitadas las paces; 
pero viendo , que no fola 
tu enojo las embarace, 
íino que en fv-guuda inílancla 
quiere Roma , que las trate 
la Nobleza , como quien 
no tuvo en tu ruina parte: 
viendo yo , que nucftras viftas, 
con aquefto fe dilaten, 
no me fufrio el corazón 
cl que fu rcfpuefta aguarde; 
y afsl , porque la fofpccha 
de que á verte me adelante, 
no íe buelva conrva nii. 

El y. 



3 6 Lat Armas de 

y fcr tu amigo nos dañe 

a alguna ocaíion , que pueda 

fcrvírnos para adelante, 

qulfe falír por el muro, 

íin que lo rupíeíTe nadie. 

Hafta aquí hablé como amigo, 

y pues íolo el verte bafte 

para complacencia , aora, 

que como enemigo hable 

ferá forzofo , fu puerto, 

que de tus felicidades 

refulta el dolor de que 

Roma efté en ultimo trance, 

6 por inflantes viviendo, 

b muriendo por ínftantes: 

como es pofsiblc::- Cor/o/. Detente, 

no , no paíTes adelante, 

que ni como amigo puedo, 

las gracias , que debo , darte, 

ni como á enemigo oírte; 

porque eflando el Rey delante, 

el que hablemos como amigos 

en ¡a urbanidad no cabe, 

ni como enemigos , pues 

íí eftuve fevero , 6 grave 

con el Senado , fue á caufa 

de que pude con fus Reales 

insignias , y en nombre fuyo, 

deípedirle , b perdonarle; 

pero prefcnte no puedo, 

que para nada foy parte, 

que en la prcfcncia del Sol 

luz ninguna cílrella efparce. 

Enw, Tu Mageftad me perdone 
el no haver llegado antes 
á fus pies , que la ignorancia 
la culpa es mas difculpable. 

Sab rt. Alzad del fuelo : y tu puedes, 
Corlolano , á oirle quedarte; 
y pues foy Sol , y tu eftrella, 
con quien parto mis celages, 
ufa tu de fus reflcxos, 
b ya alumbres , b ya abrafes. Fafe, 

Aflrta» Yo nada te digo , folo 
te acuerdo , que á comboyarme, 
de orden tuya , vino Enio 
conmigo ; y pues hizo iguales 
tu obediencia , y mi fervicio, 
es jufto , que fe lo pagcs. Vafe, 



la VíermofuTA. 

Fafq, Sin duda , que de efta vex 
Roma ha de quedar triunfante. 

Coñol. Dame mil veces los brazos, 
Enio , pues tu folo fabes 
fer amigo en las defdichas. 

Enio» Tente , no á los brazos paíTes 
fin que fepa yo primero, 
fi tu en las felicidades 
lo eres , y compadecido. 

Corto l. Tan prefto de eíTo no trates, 
que fi amigo , y enemigo 
vienes , no es juílo , que antes, 
que á las amiftadcs , demos 
paíTo á las encmiftades. 
Tratémonos como amigos; 
tiempo nos queda bailante 
á tu quexa , y mi difculpa; 
y afsi , acudiendo á la parte 
principal del alma , dime, 
cómo eftá Veturia ? qué hace ? 

Enio, Qué quieres , que haga ? ni come 
quieres que efté , con peíate^ 
tan grandes , fino fintiendo 
comunes penalidades ? 

C oriol. Sabes fi fabe de mi ? 

Enio, No lo sé , pero es conftante, 
que havrá corrido la voz: Ciarir 
folo sé , que pudo hablarme 
tal vez , y me dixo::- Pafq, Otra 
llamada del muro hacen. 

Coriol, Y en él la blanca vandera, 
la puerta en fé fuya abre. 

Enio, Sino me engaña la vifta, 
Lelio es el que de ella fale. 
A Dios , á Dios , que no es bien 
ni que contigo me halle, 
ni que me echen allá menos, 
quando la entrada me es fácil, 
eftando la puerta abierta, 
pues nadie ha de averiguarme 
por donde íali , ni á qué. 

Coriol, Pues como quieres dexarme, 
fin faber lo que te dixo 
Veturia? Mas Importante 
es no hacerme fofpechofo 
en verme aquí , y que allá falte. 
A Dios , que yo bolveré, 
y quizá::- mas efto bafte. Vafi» 

CorioL Oye. Faff» Mira , que ya llega» 

CortoU 



De Don Pedro Calderón de Ja Barca» 



r<?m/. Qiié fe fueíTc , íin contarme 
lo que le dixo Veturía ! 

^a/q, Poísible es que no lo fabcs ? 

?or/o/. Como puedo yo faberlo ? 

^a/q. Como no lo ignora nadíe# 

lorioL Pues qué fue lo que le dlxo ? 

^a/q. Que eftaba hecha::- 

'!oríoU Di adelante, 

^afq. Dama de hijo de vecino, 
mal veftída , y muerta de hambre. 

V/oi. Maldígate el Cielo , amen. 
Sale Lelto, 

lelio. Con bien , Corlolano , te halle. 

'oriol. Seas , Lello , bien venido: 
retírate á aquella parte, Retira/e Fafq* 
Pafquin , y avifa , íi vieres 
que viene acia aquefta alguien. 
Ya eftamos folos , la efpada 
faca , pues que no hay que aguardes. 

'^ello» No es eíTo á lo que he venido. 

UrioL Cómo es pofslble que falte 
á la palabra que tiene 
dada un hombre de tu fangre ? 
No dlxifte , que en fabicndo 
de mi , ha vías de bufcarme, 
para darme muerte ? Lelio, SI. 

'«r/o/. Pues qué efperas , fi lo fabes ? 

'jtlio» Hay preclfas ocafiones 
en que conviene , que atraíle, 
por los ágenos , un noble 
fus propios particulares. 
Por la Nobleza de Roma::- 

Uriol, En Roma hay Nobleza ? 

>//o. Y grande. 

lorioL Si ferá , fí es que entre todos 
la que yo dexé reparten. 

>//o. Por la Nobleza de Roma::- 

leriol. Antes que adelante paííes, 
dexando a parte , que empieces 
un duelo , íin que otro acabes; 
lo que vienes á decirme, 
te he de agradecer con darte 
un confejo , que te efcufe 
de un defalre. Lelio, Qiié defalre ? 

loro!. Avergonzarte á pedirme 
lo que sé que no he de darte: 
buclve , pues , fin mas refpuefta 
á la cmbaxada que traes, 
que decir á Roma , que 



37 



ni aun oírla quife. Lelio, Arrogante 

eftás. Cor/fl/. Harto eñuve humilde, 

aherrojado en una cárcel, 

y arrojado en un defierto; 

y íi de cfto ofcnfa haces, 

véngala , pues para eíío 

la cípada que me dexaíle 

troqué á otra . Lelio, No es á eíTo, 

como ya te dlxe antes, 

á lo que oy vengo. Coriol, También 

dlxe yo , que no te canfcs, 

que pedir lo que no tengo 

de conceder , es en valde. 
Ls.io, Del enemigo el primero 

conlejo , que ha de tomarfc, 

dice el proverbio ; y afsl, 

quédate á Dios. Vrfe» 
Coriol, El te guarde. 
^afq» Bien deTpachado va Lelio, 

pues que por mal que dcípache 

uno mal , y prefto , es 

aun mejor , que bien , y tarde. 
Dentro voces, SdA^^divnos todos á ver, 

qué refpueíla Lelio trae. 
Coriol, Oye , por íí algo entendemos 

de una confuííon tan grande. 
Dentro Lelio, Mejor ferá no faberla, 

pues no hay piedad que fe aguarde. 
Dent,Aure¡, Aquí ya no hay mas lemedlo 

de que todo el Pueblo clame;:- 
Dentro todoí. Vaya Enlo en nombre fuyo. 
Dení,Bnio,S\ haré, como el me acompañe, 

que la voz de un Pueblo junto 

es la que mejor perfuade. 
Dent,Vetur, Matronas de Roma, hagamos 

nofotras los exemplarcs. 
Dentro todas. Gula , Veturía , que todas 

fcguiremos tu di(3:amen. 
Coriol, De tanto confufo eftruendo, 

qué has entendido ? Paíq, No es fácil 

entender vulgo , que todo 

es voces , y dlfparares; 

pero lo que es fácil , es 

vér que un gran tumulto fale 

de la Ciudad. Coriol, Si es íalida, 

que defefpcrados hacen ? 
f^fq» No , que también de miigeres 

fe compone. Ento, En eíla parte, 

had^ fabcc donde cdá, 

ef- 



38 Las Armas de 

cfpcra \ que yo te llame. Sale. 

Cor'ioUSl foy á quien bu (cas , Enío, 
poco tardará el hallarme. 

Enio, A quien puedo bufcar yo, 
íino á ti , aunque con diftantes 
motivos , que fi antes vine 
como amigo á confolarme 
con verte , y como enemigo 
á reprender tus crueldades, 
como Tribuno aora vengo 
de la Plebe , á que:: - Coriol, No paíTes 
á efía platica , haíla que 
la que pendiente dexafte 
en lo que dlxo Veturía, 
el día que en mi la hablafte, 
profigas. Enio, Ya íabia que eífa 
havia de fer la que amante 
preferir havias ; y afsí, 
porque nos defembarace 
para eííotra , traxe á quien 
aun mejor que yo lo fabe. 

Coriol, Mejor que tu ? Enio, Si. 

Coriol. Qiiicn puede ? 

£nio, Qiilen conmigo viene á darte 
( pues por folo ella introduxe 
el que el Pueblo me acompañe ) 
parabién de tu venida: 
Veturia , qué fue lo que antes 
á mi me díxifte ? 

Sale Veturia, Que 

apenas fabria en qué parte 

de fu deshecha fortuna 

havia tomado fu ultrage 

puerto , quando Peregrina, 

pobre , y fola irla en fu alcance 

a padecerlas con el, 

íí fueíTe donde el Sol arde, 

ü donde el Sol yela , fiendo, 

á fus rayos dcfigualcs, 

Libia en toftadas arenas. 

Belga en tupidos criftales, 

b toda hogifcra fus montes, 

b carámbanos fus mares: 

y puerto , que á menos cofti 

quiere el Cielo que te halle, 

quien te bu fe ara en defdichas, 

JIcno de felicidades, 

qué albricias te podrá dar ? 

C<fñoU Solo las del verte baften. 



la Hermofura, 

pues ningunas haver pueden, 
que á tanto mérito igualen. 

Enio, Pues ya que yo , Coriolano, 
he fatisfecho la parte, 
que quedo pendiente tuya, 
veamos como fatisfaces 
tu la que también pendiente 
quedo mía : Roma yace, 
b por inftantes viviendo, 
b muriendo por inftantes: 
aquí quedamos. Coriol, También 
quedamos en que no me hables 
en los convenios de Roma, 
materia tan intratable, 
y aborrecible á mi oído; 
y mas oy , que tu me añades 
nueva razón para que 
aqueíTa platica ataje, 

Enio, Yo ? Coriol, Si. Enio. Qué razón 

Coriol, Si quando 

Roma en fus últimos trances 
á Veturia contenía, 
no otorgué el perdón á nadie, 
oy que en mi poder la tengo 
( pues conmigo ha de quedarfe ) 
como quieres que le otorgue, 
iií aun á ti , que es la mas grand 
exageración que puede 
darfe en nueftras amiftades ? 

Unto, Qiie ni á Veturia perdonen, 
ni á mi tus temeridades, 
es elección de tu arbitrio, 
á que no puedo obligarte; 
pero que contigo quede, 
aunque ella quiera quedarfe, 
no es elección , fino fuerza 
de mi honor : ha de penfatfe 
de mi , que folo á traerte 
tu Dama , moví tan grave 
alboroto , como que 
todo el Pueblo me acompañe ? 
El á la mira cfpcrando 
eftá , hafta que yo le llame, 
que porque hablaíTels los dos, 
no quife que aquí llcgaíTe: 
mira tu fi ferá bien, 
que aora buelva á retirarle, 
fin perdón , y fin Veturia, 
para que fe d«fcngañc, 

que 



De Don Pedro Calderón de la Barca. 



que tercero de tu amor, 
no vine mas , que á dexarte 
libre á tu Dama , y bolverle 
tan fitíado como antes. 
ñoL Para eíTo hay medio. 
1/0. Qiié medio 

hay, ni puede haver ? Conol, Quedarte 
til también , Enlo , conmigo. 

Efla es plática intratable, 
y aborrecible á mi oído: 
el defalre no es bailante 
de no bolver perdonado, 
fin que quieras , que el quedarme, 
¡ ó el ir fin Veturla , fea 
defalre fiebre defalre, 
que es lo mlfmo , que poner 
un afpid fobre otro afpid ? 
y afsl , perfuadctc á que 
fin ella , 6 fin::- T^eíur, No , no trates 
empeñarte , Enio , que yo 
trataré defempeñarte. 
Por anticipar el verte, 
Coriolano , quanto antes, 
pedí á Enlo , en nombre tuyo, 
qtie el Pueblo coníígo faque; 
con que honeftado el pretexto 
de falír yo á mi dldamen 
fcduxe á algunas Matronas, 
que á bueltas de todos clamen, 
ellas á mi períuafion 
vienen , mira fi es tratable, 
bolviendo ellas á miferlas, 
quedar yo en felicidades ? 
Y afsl , aíTentado el principio 
de que yo no he de quedarme, 
fino Ir á morir con ellas, 
como tu el rigor no aplaques, 
pafsémos del duelo al ruego: 
Es pofsible , quando yace 
( aquí quedafteis los dos ) 
Roma en el ultimo trance, 
o por inftantes muriendo, 
b viviendo por Inftantes, 
no te conmuevas , al ver 
que eíTa fabrica admirable, 
cíTe caucafo de bronce, 
cííe obelifco de jafpe, 
cííe penacho de acero, 
cííe muro de diamante» 



3Í 



que hizo eftrcmcccr la tierra, 
que hizo embarazar el aire, 
atemorizado á ruinas 
eftá titubeando frágil, 
como que ya panteón 
de tanto vivo cadáver, 
folo falta refolver, 
í¡ fe cae , b no íe cae ? 
Si eftas quexofo , fi eftás, 
defpues de deshonras tales, 
de fu Senado ofendido, 
y de fu Nobleza , paguen 
fu Senado , y fu Nobleza 
los agravios que ellos hacen: 
pero el Pueblo , que á tu lado 
figuib tus parcialidades, 
lloro tus defdichas prefo, 
y deftcrrado tus males, 
hafta que le enmudecieron 
las mordazas de lo Infame, 
por qué ha de morir ? por que l 
No es jufticia Intolerable 
fer el todo en el caftigo, 
fin fer en el todo parte. 
Y fupuefto que lo fueíTe, 
«o es Coriolano , baftante 
fatisfaccioii que te da, 
venir conmigo á poftrarfc 
á tus pies ? Cómo es pofsible,* 
que el rencor la linea paíTc 
del (agrado rendimiento 
los nunca hallados umbrales ?. 
El defagravio del noble 
mas efcrupulofo , y grave, 
no eftriva en que fe vengo, 
fino en que pudo vengarfe. 
Tu puedes , y también puedec 
dar tan preciofo realce 
al acrifolado oro 
del perdón , que en el femblantc 
del rendido luce mas, 
con el primor de fu efmalte, 
lo roxo de la vergüenza, 
que lo roxo de la fangre. 
terifl/. Veturia , faben ios Cielos, 
que te adoro , y también fabeffl, 
que aunque Sabinlo me fía 
de fu voluntad las llaves, 
no es para que yo ufe de tlÍM 



40 Las Armas de 

abfoluto , fino antes 

para que mas detenido, 

la confianza le pague, 

no haciendo lo que él no hiciera: 

yo sé , que defca vengarfe, 

sé , que vengarme defeo; 

y es mucho querer que arraílre, 

contra nueftras dos paísíoncs, 

tu ruego ambas voluntades: 

mayormente , quando pueden 

una , Y otra conformarfe. 

Vetur, Cómo ? Coriol, La razón lo diga, 
yo te perfuado á quedarte, 
conyaleciendo fortunas, 
á donde todo fe aplaque, 
todo confuelos , y todo 
placeres : tu me perfuades 
á que fin venganza , quede 
corrido de no vengarme, 
donde todo fea rencores, 
todo iras , todo pefares: 
mira tu aora , quien tiene 
mayor razón de fu parte, 
yo , que te perfuado á dichas, 
ó tu á mi á penalidades. 

Vetur, E\ valor eftá obligado 
tanto a bienes , como á males. 

Coriol, No eftá , fi males , y bienes 
le embiften á un tiempo iguales» 

Vttur, Quando lo mas rigurofo 
no fue fu mejor examen ? 

Coriol, Qiiando cftuvo en mi elección 
el ferio lo mas fuave. 

Vetur, No te canfes en razones, 
que nada conmigo valen: 
yo he de bolvcr con quien vine; 
y afsl , mira::- Coriol, te canfes 
tu tampoco , que fi has de Irte 
con quien vienes , yo he de eílarrac 
con quien me eftoy» 

Vetur, Vamos , En lo, 

pues íín que piedad aguarde, 
me embia á morir Coriolano. 

Coriol, No eíTe delito me achaques, 
tu te vas , yo no te embio. 

Enio, Vamos , pues nada hay que ganen 
mi amiftad , y ta amor. Fetur, Ya 
que á no mas verte voy , dame, 
mi bien , mi feñor , mi dueño. 



la Hermofura. 

en aqueílc ultimo vale, 

íiquicra por defpedida, 
los brazos , con que agradable 
me ferá la muerte , al ver, 
que fi con ella complaces 
á Sabinio , de quien gozas 
tan altas felicidades, 
como á ti te den la vida, 
qué importa , que á mi me mater 
Coriol, Cielos , qué Veturla llora ? a} 
quitadme el fentido , 6 dadme 
valor para refiftlr 
tan nuevas contrariedades, 
como que , ficndo las perlas 
antidoto en otros males, 
íean tbfigo en los míos. 
Vetur, A Dios otra vez , que guarde 

tu vida. Coriol, Efpcra. 
Vetu*", Qvié quieres ? 
Coriol, No sé , mas si sé , rogarte 
que no llores , mi dolor 
me ball:a , fin el que añaden 
tus lagrimas. Vitur, Que no llore ? 
á Dios otra vez , que guarde 
tu vida. Coriol, Efpera. 
Vetur, Qué quieres ? 
Coriol, No sé , mas st sé , rogarte 
que no llores , que tu llanto 
dolor á dolor añade. 
Vetur, Que no llore , y detenerme, 
fon dos precifas feñales, 
de que porque no me vaya, 
á tu pcfar , donde gane 
eterna fama mi muerte, 
prenderme Intentas. Coriol, No faquei 
confcquencla tan agena, 
que no la conceda nadie: 
yo a prenderte , efpofa , y dueño i 
de qué pudo tu didamcn 
perfuadirte á que es prifion ? 
Vciur, De dos Indicios tan granJes, 
como , al quitarme las armas, 
ver , que del brazo me afcs. 
C#r/»/.Pucs qué armas te quito:Fí.'«r,Quc 
mas armas quieres quitarme, 
que quitarme que no llore, 
fi contra el enemigo amante 
la muger no tiene otras, 
que la venguen , ó la amparen, 

que 



\ 

ñ 



; 
I 
k 

1 

P 

i 

l 

f 

1 
4 



De Don Pedro Calderón de la BareaJ 



que las lagrimas , que fon 
fus focorros auxiliares ? 
nol. Sí con ellas ventajofa 
tu hcrmofura me combate, 
qué mucho que por vencidas 
fe den mis penalidades ? 
qué quieres de mi , Veturia ? 
'«r. Que viva Roma triunfante. 
nal. Viva , pues , triunfante Roma, 
ya que han podido poftrarme 
á fus íiempre vidoriofas 
municiones de criftaíes 
las Armas de la Hermofura. 
fur, Enio , eftas voces efparce 
al Pueblo , que nos efpera, 
para que del Pueblo paííen 
á Roma , y concurran todos 
agradecidos á darle 
las gracias á Coriolano. 
nto,Viv2L , amigos, Roma, y paíTe 
la palabra Va/e» 
ení, voces, Roma viva. 

Salen Sabinio , y J/ífeam 
ibtn. Qué confufas novedades 
en el Exercito , Aftrca, 
havrá havido , que á que cante 
Roma la victoria mueven ? 
9rea, No sé, mas fuerza es me efpanten. 
os dos. Qué ha íido efto , Coriolano ? 
^riol. Nada , feñor , que te agravie; 
mucho , foberana Aftréa, 
que á ti te iluftre , y te enfalce. 

dos. Di , pues , lo que ha fucedido. 
>r/í?/. Que ufando de los poderes, 
que como Sabinios Aftros 
vuertras piedades me ofrecen, 
me he movido á que fus rayos 
oy alumbren , y no quemen: 
y afsi , en vueftro nombre á Roma 
he perdonado. Sabin, Sufpcnde 
la voz , pues no me dixifte, 
que havias vengativo , y fuerte, 
por mi ofenía , quando no 
por la tuya , airado fiempre, 
negado la libertad 
á fu Nobleza , v fu Plebe, 
en tu padre , en tu enemIgOj, 
y en tu mas amigo? 
»ní>/. Advierte, 



41 



que nunca dixc , que havia 
negadofcla rebelde 
á mi Dama , que el mas noble 
puede negar juftamenrc, 
lo que le pide á fu Patria, 
á fu padre , y fus parientes, 
á fu amigo , y fu enemigo, 
pero á fu Dama no puede; 
y mas quando fu hcrmofura 
con armas del llanto vence. 
Veturia es , feñor , mi efpofa, 
íí fer con ella , te ofende, 
liberal , pague mi vida 
lo que mi vida te debe: 
que yo moriré contento 
con que vencedor te dexe, 
pues el que pude vengarte 
me bafta , aunque no te vengue. 
Efto en quanto á ti , y en quanto 
á Aftréa , mi verro enmienden 
los privilegios con que 
han de quedar las mugeres 
en las Capitulaciones 
con que á tu piedad fe ofrecen, 
diciendo con toda Roma, 
que humilde a tus plantas vlcnc:> 
Salen iodos. 

Todos, Viva quien vence, 
que es vencer perdonando, 
vencer dos veces. 

Aurel, A vueílras Reales plantas 
Roma::- 

C oriol. Voz , y acción fufpende, 
que hafta fiber con qué padas, 
y hafla vér que los acepte, 
no eftá perdonada Roma. 

Todos, Dilos , pues. 

CorioL Primeramente, 

que las mugeres que oy 

tiranizadas contiene, 

fe pongan en libertad; 

y las que bolver quifieren 

á Sabinia , no fe impidan, 

ni fus perfonas , ni bienes; 

que las que quieran quedaríe, 

reftituidas fe queden 

en fus primeros adornos 

de galas , jovas , y afeírcs: 

que la que ic aplique á cíludíos. 



42 Las Armas de 

o armas , ninguno las niegue 
ni el manejo de los libros, 
ni' el ufo de los arnefes, 
íino que fean capaces, 
b ya lidien , 6 ya aleguen, 
en los Eftrados de Togas, 
y en las lides de Laureles. 
Qiie el hombre que á una muger, 
donde quiera que la viere, 
no la hiciere cortefia, 
por no bien nacido quede. 
Y por mayor privilegio, 
mas grave , y mas eminente, 
pues por las mugeres yo 
íín honra me vi , fe entregue 
iodo el honor de los hombres 
á arbitrio de las mugeres. 

Aurel, Todas eíTas condiciones 
es precilb que yo acepte 
en nombre de Roma. 

Todos, Y todos 

diciendo ufanos , y alegres, 
viva quien vence, 
que es vencer perdonando, 
vencer dos veces. 

S^hín, Pues yo buclvo viíioriofo 
con que Roma fe fujete. 



la Hermsfura, 

Ajirea, Yo airofa , Con que vengadas 

todas fus Matronas queden. 
Enio, Yo gozofo de haver íido 

tercero en fus Intereííes. 
Aurél, Yo vano con que á mi hijo 

es á quien la vida debe. 
Lelío. Yo amigo de quien ya sé, 

que no dio a mi padre muerte. 
Vetur, Yo dichofa con fabcr, 

que Coriolano me quiere. 
Cor'íol, Y yo con que nueftras bodas 

oy contigo fe celebren, 

reftituido á mas triunfos, 

mas honores , y laureles, 

que tuve , pues fola tu 

mi honor , triunfo , y laurel eres. 
Ptf/f . Y yo contento con que 

lepan todos vuefarcedes, 

que las Armas de Hermofura 

con las feas no fe entienden. 

Digamos todos , pue* todos 

trocamos males a bienes, 

a las plantas de Sabinio, 

Aílréa , y Coriolano , alcgres::- 
Todoj ,/ Mufica» Viva quien vence, 

que es vencer perdonando, 

vencer dos veces. 



FIN. 



Con Licencia , en Valencia ^ en la Imprenta de la Viud 
de Joíeph de Orga ^ Calle de la Cruz Nueva , junto 
Real Colegio de Corpus Chrifti , en donde íe hallara 
efta , y otras de diferentes Títulos. Año 1 7 í ^. 



'O 



Acci'is sioiis Slií^ir Xo. 

Jiar/o/i Li7/jrij r. 
fe 




ililtiíUtu Pttltlir Ciltrum 

C. í r f //' /'/ /rr/y // j//r/// //// /// /// y^JÍ